Razones para dejar de fumar a cualquier edad


Dejar de fumar siempre presenta beneficios, no importa la edad que se tenga. Hayas o no sufrido los excesos de la nicotina, las ventajas de abandonar el cigarrillo son múltiples.
Click here to find out more!
Razones para dejar de fumar a cualquier edad
© Thinkstock
Adolescencia, treintena, cincuentena, tercera edad… Tengas la edad que tengas, repudiar el tabaco siempre será un gesto de provecho. Descubre las de ventajas de vivir “sin malos humos”.

La adolescencia, tiempo de despreocupación

Muchas personas empiezan a fumar en la universidad. Pero ser joven y sentir lejanas las consecuencias del tabaco no es excusa para caer preso de esta dependencia. La mayoría de los “enganchados” al cigarrillo, los que no pueden vivir sin él, comenzaron a fumar en la adolescencia. Los cigarrillos son caros, disminuyen el rendimiento físico y perjudican la salud, de manera que ¿por qué no dejarlos de inmediato? Mejor prevenir que curar.
Las mujeres, que comienzan a fumar antes que los hombres, (ellas comienzan a los 18 en un 45%, ellos en un 42%) deberían saber que el tabaco y la píldora anticonceptiva no casan bien: el tabaquismo, bajo los efectos de la pastilla, aumenta el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en las venas y arterias, lo que multiplica por diez las probabilidades de padecer un accidente cerebrovascular. Si además se presentan factores de riesgo como hipertensión arterial o colesterol, entonces lo verdaderamente prudente es decirle adiós al “pitillo”.

Los treinta, la edad de la familia

El cigarrillo es enemigo de la vida sexual: en los hombres multiplica el riesgo de sufrir problemas de erección e infertilidad.
Por otra parte, el monóxido de carbono que contiene el humo del tabaco se fija en la hemoglobina y sustituye al oxígeno, lo que priva al corazón de un carburante esencial para su funcionamiento. Además, fumar aumenta la frecuencia cardiaca de 10 a 20 pulsaciones por minuto. ¿Por qué no dejarlo ya? Enseguida volverás a ser el de antes ya que la oxigenación vuelve a la normalidad al cabo de las ocho horas y el monóxido de carbono se elimina en 24 horas. Respirarás mejor, dejarás de toser y de padecer esos terribles catarros que se prolongan durante días y recobrarás el sentido del gusto y del olfato en cuestión de una semana.
Si eres mujer y deseas quedarte embarazada entonces debes dejar de fumar. El tabaquismo multiplica por dos la probabilidad de tener un aborto espontáneo o un embarazo extrauterino, aumenta el riesgo de hemorragias y de tener un bebé prematuro y disminuye el peso de éste al nacer. A pesar de todo, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) estima que un 34 % de las embarazadas españolas continúa fumando durante este periodo.
El nacimiento del bebé deber ser otro motivo que obligue a abandonar la dependencia, tanto para la mujer como para el hombre. En efecto, el tabaquismo pasivo es muy nocivo para los bebés ya que les hace más vulnerables a las infecciones respiratorias y la otitis y favorece la aparición del asma. La temible muerte súbita de los bebés también es más frecuente cuando los padres fuman. En los países desarrollados uno de cada dos niños estaría expuesto en casa al tabaquismo pasivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario