Estrés, tabaquismo, diabetes, cáncer, VIH: ¿Cómo afectan a la salud dental?


Para tener unos dientes sanos y bonitos, la buena higiene es esencial. Pero no siempre es suficiente. Otros elementos menos controlables pueden favorecer el desarrollo de las enfermedades dentales o periodontales. El tabaco, la diabetes, las infecciones, el cáncer o el estrés son factores de riesgo conocidos. Hablamos con el doctor Frederic Duffau, especialista en cirugía dental y periodoncista de París.
Click here to find out more!

¿Cuáles son los factores de riesgo que conducen al desarrollo de la enfermedad dental o periodontal?

Enfermedades que afectan a la salud dental
© Thinkstock
"Además de la falta de higiene oral, los factores de riesgo más estudiados están relacionados con la genética y el medio ambiente: el tabaco (más de 10 cigarrillos al día), el estrés (duelo, depresión, acoso laboral...), o la diabetes no controlada (tipo 1 o 2). Entre los más recientes y menos estudiados están la obesidad y el cannabis (más de 40 porros al año). El estrés es un factor agravante, especialmente en los casos de depresión y ansiedad. El año pasado, en mi consulta privada, entre los pacientes con periodontitis (enfermedad inflamatoria de origen infeccioso que se caracteriza por la pérdida de los dientes), la mitad eran fumadores, 23% eran exfumadores, 3%, diabéticos equilibrados, casi la mitad había sufrido un estréssignificativo durante el último año y la mitad tenía un terreno hereditario favorable", explica el Dr. Frédéric Duffau.

¿Cuáles son los efectos del tabaco en los dientes, las encías y los implantes?

"Fumar promueve la aparición y desarrollo de la periodontitis mediante el aumento de las bacterias potencialmente patógenas. Por otro lado, limita el potencial para la reparación o regeneración del periodonto durante el tratamiento. Según los estudios, un fumador tiene un riesgo de dos a ocho veces mayor de desarrollar periodontitis que los no fumadores. Y cuanto más se fuma, mayor será el riesgo de sufrir periodontitis. Fumar reduce de forma crónica el flujo sanguíneo y aumenta la vasoconstricción en las encías, tiene un efecto nocivo sobre las citoquinas (moléculas de señalización de la inflamación), disminuye las defensas inmunitarias frente a las bacterias de la placa bacteriana y afecta la producción de factores de crecimiento (implicados en la regeneración de los tejidos). Finalmente, inhibe el crecimiento de fibroblastos y la producción de colágeno. Un fumador, además, tiene un riesgo seis veces mayor de contraer cáncer oral que los no fumadores".

¿El fumar es directamente responsable del desarrollo de ciertas enfermedades dentales?

"No se puede hablar de factores independientes. La periodontitis es una enfermedad multifactorial que implica, por un lado, la presencia de bacterias en una proporción inadecuada y, en segundo lugar, la presencia de al menos un factor de riesgo ambiental o genético. Es importante señalar que el tabaco es, después de la higiene oral, el principal factor de riesgo modificable. Debemos ayudar al paciente a dejar de fumar con intervenciones breves (una información sencilla acerca del papel del tabaco en el desarrollo de la periodontitis puede conducir a que un paciente de cada 55 deje de fumar)".

¿Una persona con diabetes debe ser objeto de un control especial?

De acuerdo a los grandes estudios epidemiológicos, el riesgo de desarrollar periodontitis es de 3 a 11 veces mayor en un paciente diabético desequilibrado que en un paciente sindiabetes. Cuando la diabetes está controlada ese riesgo es el mismo que en pacientes sanos. La hiperglucemia crónica asociada con la diabetes crea problemas de cicatrización de los tejidos y por lo tanto, mayor susceptibilidad a las infecciones, como por ejemplo, las enfermedades periodontales. Tratar la enfermedad es una prioridad para el paciente diabético. Mientras la diabetes no esté controlada, el paciente debe tener un seguimiento regular para asegurarse de que su higiene oral es eficaz y que el estado de la superficie de los dientes es buena. A un paciente con diabetes controlada se le trata como si no padeciera diabetes.

¿A qué tipos de riesgos dentales nos exponen las enfermedades o los tratamientos que alteran el sistema inmunológico, como el VIH o el cáncer?

"La quimioterapia produce muchas anomalías bucales: infección, dolor, sangrado y trastornos del gusto. Los efectos secundarios de los tratamientos aumentan el  riesgo de infección, deshidratación y desnutrición y también los casos de depresión debido a la dificultad para poder comunicarse. La radioterapia también puede afectar las membranas mucosas (de forma reversible), las glándulas salivales (dando lugar a alteraciones de la fonación, la nutrición y el sistema inmune) y la circulación sanguínea (lo que aumenta el riesgo de necrosis ósea después de la cirugía dental, que a su vez conduce a un riesgo de infección difícil de controlar). Los pacientes infectados con el VIH tienen un mayor riesgo de sufrir de candidiasis bucal (60% de los pacientes con VIH), la que también se encuentra en los pacientes diabéticos y en las personas con cáncer que reciben quimioterapia. El riesgo de sufrir gingivitis y periodontitis ulcerativas necrotizantes también se incrementa. La candidiasis se manifiesta con una inflamación violenta de las encías caracterizada por dolor al contacto, enrojecimiento y necrosis superficial de la encía y descabezamiento de las papilas interdentales. A veces hay sangrado espontáneo. Este tipo de trastorno también se puede encontrar en los pacientes que fuman mucho y sufren de estrés severo (aproximadamente 5% de los pacientes con VIH)".
I. Frenay

No hay comentarios:

Publicar un comentario