Es maravilloso


Es Maravilloso, Señor, mis brazos perfectos, cuando hay tantos mutilados; mis ojos perfectos, cuando tantos no tienen luz; mi voz que canta, cuando otras enmudecen; mis manos que trabajan, cuando otras mendigan.
Es Maravilloso, regresar a casa cuando otros no tienen a dónde regresar; es Maravilloso sonreír, amar, soñar y vivir; y cuántos hay que lloran, odian, se revuelven en pesadillas y mueren antes de vivir.

Es maravilloso, tener a Dios para creer; y cuántos hay, que ni siquiera poseen el consuelo de una creencia.

Es Maravilloso, sobre todo Señor, tener tan poco que pedir... ¡ y tanto que agradecer ! Colaboración de Naylé de Alicante España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario