Desierto


Un hombre se perdió en el desierto. Estaba a punto de perecer de sed cuando aparecieron algunas mujeres que venían en una caravana. El hombre, al borde de la muerte, grito pidiendo auxilio. Cuando las mujeres se aproximaron a el y lo rodearon, pidió urgentemente agua.
Las mujeres empezaron a mirarlo con detenimiento y comenzaron a preguntarse como querría el hombre que le sirvieran el agua. ¿Preferiría en copa de cristal o en una taza? ¿En un recipiente de oro o de plata?¡Tal vez en una jarra!... Ellas hablaban y hablaban, interesándose por el objeto, pero, entretanto, el hombre iba agonizando por la ausencia de agua. Hay un área de ignorancia en la mente humana que la inclina a lo irrelevante y trivial, obnubilando la conciencia de lo real.

EN ESTE MUNDO NADA ES VERDAD NI ES MENTIRA TODO DEPENDE DEL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA CAMBIA TU MIRADA Y EMPEZARÁ PARA TI UNA NUEVA VIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario