BIOGRAFÍA DE AEROSMITH


A pesar de su durabilidad y popularidad a través de tres décadas, Aerosmith nunca han recibido mucho respeto de los críticos. En los años 70, siempre fueron considerados imitadores de segunda de los Rolling Stones o, pero aun, roqueros superficiales y comerciales. Pero la aparentemente indestructible banda de Boston siempre ha tenido su originalidad, gracias a la voz y letra de su líder Steven Tyler, los golpes tipo himno de guitarra de Joe Perry y una imponente sección concentrada al ritmo.

También se debe notar que, a diferencia de muchos de sus similares, Aerosmith siempre ha mantenido una cercana, o obvia, conexión con sus raíces de blues que todavía hoy influyen su música hasta en la pieza más comercial.

La habilidad de Aerosmith de confundir a sus críticos continua siendo una de sus mejores características. Ya para el final de los años 80, la banda, herida por problemas de droga y tensiones entre ellos, fue ampliamente considerada acabada por la industria de la música. Sin embargo, estos viejos sabios de la música volvieron al escenario en un casi milagroso retorno con una nueva actitud de limpieza y sobriedad.
Los conocidos y clásicos miembros de la banda ­ Tyler, Perry, guitarrista de ritmo Brad Whitford, bajista Tom Hamilton y el baterista Joey Kramer ­ se unieron en 1970.

Aun cuando estaban tocando en gimnasios para escuelas secundarias o fiestas de para estudiantes de facultad, la ambición del grupo siempre estuvo concentrada en lo más alto de la música.
“No éramos muy ambiciosos cuando empezamos”, dijo alguna vez Tyler. “Solamente queríamos ser lo más grande que jamás haya pisado la tierra, la mejor banda de rock que jamás haya existido”.
“Yo creo que lo que queríamos hacer era ser lo equivalente a las más grandes bandas de Inglaterra como Cream, The Yardbirds y Led Zeppelin”, dijo Perry. “Ellos tenían tanta clase y sonaban muy poderosos. Sabíamos que no había una banda así en los Estados Unidos y nosotros queríamos ser los primeros”.

Su oportunidad les llegó cuando Clive Davis firmo a la banda con la empresa discográfica Columbia en 1972. Sus primeros álbumes ­“Aerosmith, Get Your Wings, Toys in the Attic and Rocks poderosa balada “Dream On”. Aerosmith pudo mezclar la actitud de los 60 y el exceso de los 70 con una postura de sabihondo que les toco los botones a los fiesteros adolescentes de la época. Anteriormente, el grupo se llamaba "Diabolical Pearls", con este nombre sacaron un disco aunque no tuvo ninguna repercusión.

Durante “Draw the Line” de 1977, los problemas del abuso de drogas los llevaron una seria baja en su música que eventualmente los lanzo a un rotundo desplome en sus carreras. A ese punto, la obvia consumición de heroina de Tyler y Perry les dio el apodo de “Los Mellizos Tóxicos”. Perry se fue de la banda en 1979, seguido por Whitford al año siguiente. Aun así, un alterado Aerosmith siguió y lanzó los mediocres discos “Night in the Ruts” y “Rock in a Hard Place”. Perry formó The Joe Perry Project y lanzaron tres álbumes promedios y Whitford formo una banda con el ex cantante de Ted Nugent Derek St. Holmes que duro poco.

La alineación original eventualmente se reagrupo y firmo con la empresa discográfica Geffen, pero su disco de vuelta, “Done with Mirros” de 1985, fue recibido con critica por su falta de inspiración. Al año siguiente, Tyler y Perry obtuvieron el visto bueno de la calle, que bien necesitaban, con la participación de alto perfil en la revisitada “Walk this Way” con los rapperos Run-DMC.

Pero su verdadera vuelta comenzó con la instantánea comercial “Permanent Vacation”, donde el productor Bruce Fairbairn transformó el sonido del grupo a algo más simple pero sin perder su actitud esencial. Habiendo salido de rehabilitación por el consumo de substancias como promotores de la sobriedad y con una aprendida y adaptada nueva actitud social, la banda apareció una y otra vez en MTV con hits como “Dude (Looks Like a Lady)”, “Angel” y “Rag Doll”. “Pump” de 1989 subió las expectativas, dejando un cuarteto de rotundos éxitos como la pro-feminista y ganadora de un Grammy “Janie’s Got a Gun”. “Get a Grip”, de 1993, completó los rotundos éxitos comerciales que Aerosmith lanzó en colaboración con “Fairburn” y con una multitud de estelares escritores.

Los hits incluyeron “Livin’ On the Edge” y “Crazy”, los cuales inspiraron los notorios videos que hicieron estrellas de MTV de Alicia Silverstone y de la actriz/modelo hija de Steve, Liv. Ya en 1991, Aerosmith era tan popular que pudieron darse el lujo de firmar un muy lucrativo contrato con su empresa discográfica original, Columbia, por más que le debían a Geffen más álbumes. Terminaron dándole tres álbumes más a la empresa discográfica, incluyendo “Get a Grip”, una colección de sus grandes éxitos, “Big Ones” y el set doble en vivo “Little South Of Sanity”.

En 1994, la banda también ganó, según se dice, una cifra millonaria, un adelanto para su autobiografía llamada “Walk This Way”, escrita con Stephen Davis y publicada tres años después. No llegaron a lanzar su álbum debut con Columbia hasta 1997 con “Nine Lives”, pero la abundante energía y sentido de la aventura de ese álbum sugiere que va a hacer valer cada centavo que les pagaron. Ese punto fue más evidente por el éxito de “Don’t Want to Miss a Thing”, nominada para un Oscar y hecha para la mega producción de la película “Armageddon". El hecho que Steve Tyler de 50 años estaba cantando la canción principal para una película en la cual su hija Liv es la actriz principal dice mucho sobre la durabilidad de Aerosmith.
No, mejor digamos la indestructibilidad.

Influencias Aerosmith
THE ROLLING STONES
Aun así que las acusaciones que Aerosmith eran obvios copiadores de los Rolling Stones eran injustas, no se puede negar que sus similares ingleses eran una gran inspiración, tanto en la música y en la actitud. Aerosmith siguió al pie de la letra la alineación de los Stones, hasta en la relación simbólica de Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards.

THE YARDBIRDS
Aun así que los más obvios Stones usaron los blues de los Estados Unidos y el R&B como un comienzo para su imagen mítica, sus contemporáneos londinenses The Yardbirds tuvieron una inclinación más oscura y pesada que ayudo a hacer el camino para el nacimiento del rock pesado de los 70. Un ejemplo de como The Yardbirds - y su lista de estrellas de guitarra Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page ­ influenciaron a Aerosmith se puede oír en la interpretación de las dos bandas de himno de rock “The Train Kept-a-Rollin” de Johnny Burnette.

THE LEFT BANKE
Mejor conocido por su éxito “Walk Away Renee,” este grupo inventivo de pop de Nueva York inconscientemente ayudo a formar la carrera de un joven Steve Tyler, quien se enamoro del grupo en sus últimos días. “Ya tenia un éxito y eran los más vagos”, dice Tyler. “Yo toque un par de veces con ellos y los vi como destruían sus carreras.No podía creer como no le daban importancia. Me acuerdo que yo pensaba en ese momento ”tiene que haber una mejor manera de hacer esto”.

NEW YORK DOLLS
Cuando Aerosmith firmo con los famosos managers Steve Leber y David Krebs en la primera parte de los años 70, el principal cliente del equipo era el quinteto, quienes tenían un sonido y apariencia que era provocativa hasta en la parte más fuerte de la era “glam”.
Mientras, según se dice, más de uno de los miembros de Aerosmith estaba

celoso de la atención que el quinteto estaba recibiendo en el momento,los muchachos de Boston obviamente aprendieron un par de lecciones en actitud y apariencia de sus similares de la gran manzana.

THE BEATLES
Todos los miembros de Aerosmith, quienes empezaron a tocar música en los años 60, eran fanáticos de los Beatles desde hacia mucho, y la sensibilidad melódica de los Beatles varias veces se puede detectar hasta en sus mejores trabajos. También fueron virtualmente el único acto que salió de la desastrosa película de 1978 “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, donde aportaron por lo menos una creible interpretación de “Come Together” ­ con por lo menos la mayoría de su dignidad intacta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario