Vive sin adicciones


SI A UN LO RECUERDO, fue por el mes de mayo, era una noche oscura y fría, ahí estaba yo... parado, me le acerqué de rodillas, junto a la cama susurrándole al oído.
- Mamá, mamá, ya me voy.

Pero ella no me escucho, lo volví a intentar,

- Mamá, mamá, ya me voy, no te preocupes.

Mi madre no me escuchaba, con ojos lagrimosos y con voz quebrantada insistí una vez mas,

- Mamá, mamá, ya me voy, no te preocupes.

Una lagrima salió de mi y rodó por su mejilla, al momento se despertó de pronto el teléfono sonó, papá contesto, sus gestos y acciones de incertidumbre ante la llamada, mi madre, se soltó en llanto pues ya lo sabia, Yo, frente a ella, quise abrazarla mas no pude, y mirándola a los ojos le reiteré una vez mas y me despedí por ultima vez .

Mamá, mamá, ya me voy, no te preocupes, estoy bien, TE AMO - GRACIAS descanse en paz "YAHG" Colaboración de Ydalio Alberto Huerta Gómez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario