Una Oruga nos da leccion de seguir con nuestros sueños y NUNCA RENDIRSE.



Este es una fábula y nos da una lección de seguir con nuestros sueños
pase lo que pase.

FABULA DE LA ORUGA TERCA

Una pequeña oruga caminaba un día en dirección al sol.

De pronto se encontró con un grillo. --¿A donde vas?, le pregunto este.
-Tuve un sueño anoche: soñe que desde la punta de la gran montaña miraba todo el valle. Me gusto lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo“. Contesto ella

-Sorprendido el grillo, le dijo: “¡Debes estar loca!, ¿como podrás llegar hasta aquel lugar?... una piedra sera una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable... “

Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escucho. Muchos animales mas le aconsejaron a la oruga desistir.

-“¡No lo lograras jamás! “ le dijeron. Sin embargo, ella avanzaba, lenta pero segura. Al tiempo, agotada y a punto de morir, paró a descansar, Con su último aliento construyó un refugio para pasar la noche. “Estaré mejor “, fue lo último que pensó y murió.

Todos los animales fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco y terco del campo. Murió por querer realizar un sueño irrealizable. Su ataúd se convirtió en una advertencia para los atrevidos.

Una soleada mañana, en que estaban todos congregados frente a el, advirtieron como aquella concha dura comenzó a quebrarse y asombrados vieron unos ojos y unas antenas salir de la tumba de la oruga. Pronto estuvo afuera una hermosa mariposa con unas alas brillantes, alas que permitieron al gusanito realizar su sueño, el sueño por el que había muerto y para el que ahora volvía a vivir.

Moraleja:

El Éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario