Una bella historia



Angulimal, un bandido fue un día a matar a Buda. Buda le dijo:

-Antes de matarme, ayúdame a cumplir un último deseo. Corta ,por favor, una rama de éste árbol.
-Con un golpe de espada el bandido hizo lo que Buda le pedía. Pero éste añadió:
-Ahora vuelve a ponerla en el árbol, para que siga floreciendo.
-Debes estar loco -respondió Angulimal- si piensas que eso es posible.
-Al contrario , dijo Buda , el loco eres tú , que te crees poderoso, porque puedes herir y destruir . Esa es cosa de niños.

El verdaderamente poderoso es el que sabe crear y curar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario