Temía...


Temía estar solo hasta que aprendí a disfrutar de mi propia compañía,

Temía fracasar y me dí cuenta que es la mejor oportunidad para aprender,

Temía a lo que opinaran los demás y reconocí
que lo importante es mi opinión acerca de mí mismo,

Temía la ingratitud y encontré que el dar era mi regalo,

Temía que me rechazaran y reconocí que la mayoría
de los rechazos están en mi propia exageración,

Temía el dolor hasta que aprendí que yo podía retenerlo
o soltarlo,

Temía a la verdad y descubrí en ella la oportunidad
de liberarme,

Temía a la muerte hasta que aprendí a vivir con
plenitud cada instante,

Temía al resentimiento hasta que me dí cuenta que
es a mí a quien hace daño,

Temía el ridículo hasta que aprendí a reírme de mí mismo,

Temía envejecer hasta que encontré que cada estación
tiene su encanto,

Temía al pasado hasta que reconocí que todo fue perfecto,

Temía al cambio hasta que encontré que en él estaban mis
tesoros del futuro.

Reconoce que el temor,
siempre estará para recordarte
que tú sabes ser más grande que tus sombras,
como muchas ,muchas veces lo has sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario