Sabio


John Dee era un hombre sabio. Tenía en su biblioteca 80 libros, más que nadie en el reino; sabía los nombres de las plantas y conocía todas las tesis de Aristóteles. El rey le pedía augurios; la gente lo consultaba sobre cosas de astrología y alquimia.
Un día, pasado ya el medio siglo de su edad, John Dee conoció a una mujer que iba de paso. Ella lo buscó para preguntarle algo acerca de una estrella, y él en sus ojos miró dos. Envuelto en su luz quedó John Dee, y supo entonces que sus 80 libros eran nada, y nada las tesis de Aristóteles. Esa noche escribió en su cartapacio: "He hallado por fin la piedra filosofal. Es la mujer, que convierte la dura piedra de la soledad en el oro precioso del amor". Ella vio la inscripción y con una sonrisa dijo al filósofo:

-Ahora sí eres verdaderamente sabio. Colaración de Mario Pablo Vasquez de México, D.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario