REFLEXIÓN DE AMOR - Pensar no basta, basta creerlo y sentirlo


Pensé que nunca llegaría a compartir mi vida junto a ti, solo te veía y mi corazón exclamaba un suave suspiro de dolor, al no poder besar nunca esos labios que con una sonrisa me dabas el mar entero.

Me daba miedo solo pensar en alguien más que te abrazaba y que cada noche le entregabas tu alma, ¡SOÑABA!

Decidí no pensarte jamás en el amor que te tenia, con cada segundo que pasaba olvidarte un poco mas, pero recuerdo ese día, que me preguntaste si me animaría a andar contigo (tu eras mayor que yo, yo 15 y tu 26).

Te dije que si.

Pero no pasó nada, regresaste en la noche como armándote de valor, de esos labios salieron las más maravillosas palabras:

¿Quieres ser mi novia?

Aunque me moría de felicidad no lo demostré, pues pensé que seria infantil, te dije que si, solo me diste un beso. Para mi, fue como si me hubieras llenado todo el vacío que habitaba en mi corazón.

Desde ese día para acá todo fue como un sueño, como si hubiese encontrado el amor de mi vida, (lo siento no puedo describirlo pues cada quien lo define como lo siente).

Todo era maravilloso.

Mientras pasaba el tiempo, me entregué a ti un día en tu casa, pensé que hacia lo correcto, pensé que cambiarías pero todo fue mejor.

Eras el sentimiento mas grande de mi existir, mi respirar, mi luchar, me decía, “ahora si tengo algo que vale la pena por seguir luchando, una inspiración”, te entregué todo lo que pude dar, todo lo que un corazón puede dar, todos mis sentimientos los puse en tus palmas, de ti dependía mi felicidad, mis miedos, tu eras quien los iba a alimentar y cuidar.

Ya no confiaba en ti. Creía en ti.

Te tenía fe, todo era perfecto y podía decir que era la alma mas afortunada del mundo por haberte encontrado, rece por ti como a ninguno.


Hasta que hace unos días no decidiste visitarme, y como tonta confiaba en ti. Me dijeron que andabas con otro corazón, pero yo no creí.

Pasaban los días y tu nunca llegabas, decidí irte a buscar con mi corazón en mis manos, te vi con ella, con un alma a la cual abrazabas con tanto amor, con tantas ganas que decidí no acercarme y mirar todo lo que un abrazo tuyo podía decir a medio mundo.

Desde hoy no he sabido nada de ti, no te odio nunca lo haré, solo rezar por tu felicidad, solo desear que ella te de lo que no pude darte, aunque a ella le falta lo que yo tengo de mas.

Nunca te olvidaré, pero yo para ti ya no estoy, no se porque me pagaste así, si te di todo mi mundo en un segundo, no apreciaste lo que yo di por ti lo que hice por ti. No importa que mas da.

Solo digo y siempre te diré.

QUE NADIE TE PODRA ACEPTAR COMO YO TE ACEPTE, QUE NADIE TE AMARA COMO YO TE AME, CON DEFECTOS, GRACIAS PARA TODA LA VIDA, POR TU COMPRENSION. POR TU AMOR.

Pensé que serías la persona que estaba esperando toda mi vida, eras todo mi mundo.

Eras tan perfecto, pero la luna no es de queso y desperté de un sueño que quería que fuera la vida misma, pero el aceite no se mezcla con el agua y mi sueño contigo no se mezcla con la realidad.

No me animo a decir esto, pero tengo en mi un ser que siempre me recordará a ti, gracias.



Colaboración de Yeni Ponce
México

No hay comentarios:

Publicar un comentario