REFLEXIÓN DE AMOR - Las mismas penas


En la cantina de un viejo pueblecillo me encontré a un vaquero llorando las mismas penas que en mi vida había.

El estaba de espaldas, primero lo miré; después con pasos muy lentos me acerqué a él, yo sabía que los dos estábamos pasando por situaciones iguales... se notaba claramente por la forma en que se tocaba su frente, por la manera en que fumaba su cigarrillo... que ironía; los dos pobres tontos sufriendo por querer estar en el corazón de alguien que no vale la pena.

Yo con una actitud fría le pregunté - ¿Oye amigo, por qué no la dejas que salga de tu corazón? - al escuchar esa palabra, se volteó y me contestó - no me quites el tiempo que no ves que estoy sufriendo.

Lo reconocí inmediatamente; el era el hombre por el cuál yo sufrí tanto; pero yo no era la mujer por la cuál estaba llorando en aquel pueblecillo.



Estas líneas te las dedico especialmente a ti JOSMI. Por ser el protagonista de las mismas. TE AMO aunque mi amor nunca sea correspondido. ATTE: LA CHAPI.

Colaboración de Arath
México

No hay comentarios:

Publicar un comentario