REFLEXIÓN DE AMOR - ¿Cómo tener éxito con mi pareja si somos tan diferentes?


"Nuestro amor es imposible, yo soy pez de río tu eres pez de mar"

Canción de José José

Cuando nuestros gustos, anhelos y sueños son diferentes a los de nuestra pareja, ocurren problemas, separaciones, divorcios.

Es el "síndrome del pez de río, pez de mar". Cada uno está acostumbrado a moverse en diferentes mares, en diferentes ambientes.

Y cuando estos dos peces se juntan, lo hacen con la esperanza de que el otro vivirá sus mismos sueños y costumbres. En su mismo mar.

Eso rara vez sucede en el amor y el síndrome "pez de río, pez de mar" cobra otra víctima mas.

¿Hay algún remedio para este síndrome? Si. Dejar de suponer. Si decides casarte, salir todos los viernes con tus amigos y piensas seguir viviendo tu vida de soltero, lo que tienes que hacer es hablarlo. Suponer que tu pareja va a aceptarlo, es invitar al desastre.

Y no supongas que tu pareja va a estar contigo todo el tiempo. Es legítimo que lo desees. Pregúntalo. Acuérdalo.

Es mediante dejar de suponer y pedir directamente lo que quieres a tu pareja, como desde el principio puedes crear un ambiente de amor, paz y armonía.

¿Te encanta el arte y a tu pareja el futbol? Acuerden. Quizás dejes que se vaya con sus amigos a ver los partidos de futbol, mientras asistes con tu familia a una exposición de arte. Y en ocasiones, él puede ir contigo a ver una exposición de arte y tu a ver un partido.

Platíquenlo.

Este es el gran secreto para tener éxito en el amor. No importan tus defectos. No importan tus gustos. Importa que le desnudes tu alma y le digas "este soy yo y esto es lo que quiero de ti ¿quién eres tú y que es lo que quieres de mí?"

No hacerlo, es apostar tu vida misma. En un matrimonio, el error de suponer, puede ocasionar un divorcio. En un noviazgo, problemas y desilusiones.

Naturalmente, si tu pareja no es sincera y sus palabras no respaldan sus promesas, no hay nada que hacer. Busca a otro amor.

Y recuerda, no importa si eres pez de río y tu pareja pez de mar…

Hablando, pueden crear un espacio para que los dos naveguen por el río y por el mar.

¡Suerte!



Colaboración de Edgar Martínez (Webmaster)
México

No hay comentarios:

Publicar un comentario