La historia del corazon que se convirtio en herida


Ese era un corazón sano que llenaba todo lugar de alegría mas luego pasando un tiempo un forastero llego a su guarida pedía asilo pedía ruegos y el corazón gozando lo atendía así fueron muchos días y el corazón le cantaba y leía poesía que desde muy dentro a el le salían el corazón hecho loco lo atendía y quería sin darse cuenta que algo malo pasaría.
Todo dejo el corazón y aquella alegría solo el forastero la tenia con nadie mas el corazón compartía las risas que deslumbran aquellas que todo el mundo escuchaba ya nadie las escucharía llego un tiempo y el forastero que todo tenia ya anunciaba su partida el corazón desconsolado por verle feliz lo dejaba y veía cuando partía en ese momento el corazón que tan sano se veía poco a poco se le hacia una herida la herida que el corazón tenia mas grande con el tiempo se le hacia el llora y ya no reía el y sus poesías

sus cantares ya no se escucharían el solo decía que le dolía la herida y el corazón que un día fuerte se convertía en una herida se escucha en el pueblo de donde el corazón venia que se convirtió en herida y solo se oyen llanto y sollozos y una frase que el constantemente repetía dentro de lo mi ser ansia es tus manos como blancos pétalos seducir las mías que tu boca llena de sabor mi boca y con fuerte respirar arranques el alma mía. Colaboración de Víctor Manuel Espino Ocampo de Ixtapa, Zihuatanejo, México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario