Exito


El camino al éxito no es recto. Hay una curva llamada falla, un periférico llamado confusión, topes llamados amigos, luces de precaución llamada familia, y tendrás ponchaduras llamados trabajos.
Pero...si tienes una refacción llamada determinación, un motor llamado perseverancia, un seguro llamado fé, un conductor llamado Jesús, llegarás a un sitio llamado éxito!

Pásalo a diez personas que quieras que la reciban. No olvides regresarla a quien te la envió. Colaboracion de Fausto Serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario