Cristianos » liderazgo » Lideres en Misiones Especiales.


“ Confianza es una decisión que tomamos y es un riesgo que enfrentamos. Porque la confianza involucra vulnerabilidad, emociones fuertes siempre se levantan cuando la confianza es rota, especialmente en el liderazgo” Tom Marshall

Hace algunos años, tres hermanos abandonaron la granja y se fueron a trabajar en la ciudad. Los tres fueron empleados por la misma compañía con el mismo salario. Tres años después, Jacobo ganaba $500 al mes, Francisco recibía $1,000 pero Jorge devengaba ahora $1,500.

Su padre decidió visitar al empleador. Este escuchó al confuso padre y dijo: “Voy a permitirle a los muchachos explicarlo por sí mismos”. Jacobo fue llamado a la oficina del supervisor y se le dijo: “Jacobo, entiendo que la Compañía de Importación del Este acaba de traernos un enorme avión de carga repleto de mercancía japonesa. ¿Pudieras ir al aeropuerto y realizar un inventario de la carga?”

Tres minutos después, Jacobo regresó a la oficina. “La carga consistía de mil bultos de seda japonesa”, informó Jacobo.

“Obtuve la información, vía telefónica, de un miembro de la tripulación”:

Cuando Jacobo salió, Francisco, el hermano que ganaba $1,000 al mes, fue llamado. “Francisco”, dijo el supervisor, “Quisiera que fueses al aeropuerto y realizases el inventario de un avión de carga que acaba de llegarnos de parte de la Compañía de Importación del Este”.

Una hora después, Francisco estaba de vuelta en la oficina con una lista mostrando que el avión llevaba mil bultos de seda japonesa, 500 radios a transistor y 1,000 bandejas de bambú pintadas a mano. A Jorge, el hermano que devengaba $1,500 al mes, se le dio idénticas instrucciones. Ya habían terminado las horas laborales cuando finalmente regresó.

“El avión de carga trajo 1,000 bultos de seda japonés”, comenzó.

“Estaban en baratillo a sesenta dólares el bulto por lo que tomé una opción de dos días sobre el lote completo.

Le envié un cable a un diseñador en Nueva York ofreciéndole la seda a setenta y cinco dólares el bulto. Espero tener la orden mañana. También encontré 500 radios a transistor los que vendí por teléfono con una ganancia de $2.30 cada uno. También había 1,000 bandejas de bambú pero eran de mala calidad, así que no intenté hacer nada con ellas”.

Cuando Jorge dejó la oficina, el empleador sonrió. “Ud. probablemente notó”, dijo, “que Jacobo no hace lo que se le dice, Francisco hace sólo lo que se le dice, pero Jorge hace sin que se le diga”.

El futuro está lleno de promesas para el que muestra iniciativa. Pero el que muestra iniciativa propulsa confianza.

Confianza es la disposición voluntaria de depender de alguien, porque se le conoce.
Hoy, es necesario recuperar la confianza. Hoy es indispensable renovar la confianza ministerial. No hay nada más fatal que un ministro en quien no se puede confiar y a quien no se le puede confiar nada. La pérdida de confianza está taladrando las mentes de miles de creyentes a lo largo de América Latina. En la ilustración anterior, notamos cómo el empleador confía en su empleado al punto que éste tomaba ya decisiones sin previa consulta al empleador.

Muchas cosas han podido pasar en nuestra vida, pero la más fatal de ellas es la pérdida de confianza.

Pablo escribiéndole a su discípulo Timoteo le dice estas palabras:

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 14No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. 15Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. 16Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. I Tim 4:13-16.
En primer lugar, le dice: NO DESCUIDES EL DON, y, en segundo lugar, le dice: Ten cuidado de ti mismo y de la Doctrina.
Hay tres cosas sobresalientes en las palabras de Pablo: El Don, La Persona y la Doctrina. El corazón de todo es la persona.

Muchos líderes tienen buenos dones y buena doctrina, pero si su carácter y su médula personal están vacíos o deformados se pierde la confianza. Otros, tienen buena persona y buena doctrina pero no ejercen los dones, ello también perjudica, pero no tiene que ver con la confianza. Los últimos pueden ejercer Dones y ser buenas personas, pero mala doctrina, sin embargo, no es tan fatal como cuando se descuida la persona. La persona del ministro es vital, porque del carácter fluye la confianza.
La Biblia nos habla de un líder cuya confianza creció tanto que su líder no vaciló en entregarle recursos increíbles.

Estoy hablando de Esdras. Esdras fue un sacerdote, un escriba y un gran líder. Su nombre significa “Ayuda” y toda su vida fue dedicada a servir al Señor y al pueblo de Dios. Era un ministro en totalidad y plenitud. La tradición dice que Esdras escribió los libros I y II de Crónicas, Esdras, Nehemias y el Salmo 119, y además se dice que él dirigió el concilio de 120 hombres quienes formaron el canon del Antiguo Testamento. Esdras no sólo conoció la Palabra de Dios, sino que la creyó y la obedeció.

Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos. Esdras 7:10

La Confianza que encontraremos rodeando a Esdras no llegó como por arte de magia. Fue el producto de un estilo de vida de Esdras.

El verso 10 del Capítulo 7 menciona en forma de forma de escalera los aspectos que rigieron la vida de este ministro:

HABÍA PREPARADO SU CORAZÓN PARA INQUIRIR LA LEY DEL SEÑOR Y PARA ENSEÑARLA A ISRAEL. Y PARA CUMPLIRLA ESDRAS:

Es una hermosa escalera que no debe faltar en un ministro que desea ser renovado en la plenitud ministerial. Esta escalera no dice que Esdras preparó su mente, sino su corazón. Podemos preparar la mente para lo académico, pero sin corazón seremos bibliotecas andantes y carentes de vida. El inquirió o investigó; Profundizó. No para hacerse doctor en teología, sino para encontrar los tesoros preciados y hermosos y el próximo escalón dice que era para cumplirla. De último aparece, “para enseñarla”.

Podemos ser expertos en enseñar pero sino cumplimos primero no hay fundamento para inspirar confianza.
A Esdras se le dieron increíbles recursos cuando los Israelitas retornaron del Exilio para la reconstrucción del templo.

Esa era una misión especial encomendada a Esdras.

Amados siervos de Dios, creo que en éste nuevo milenio, Dios nos encomendará Misiones Especiales. A quiénes? No a todos los siervos de Dios, sino aquellos que han preparado su corazón y han inspirado confianza.
“Éste Esdras subió de Babilonia. Era escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová, su Dios estaba sobre Esdras” Esdras 7:6

La Biblia claramente dice que Esdras era diligente en la ley de Moisés y por ser diligente en la Palabra de Dios el Rey le concedió todo lo que pidió, porque la mano del Señor estaba sobre Esdras, Oh amados, cuan grandes dividendos deja el ser diligente con la Palabra que predicamos y eso produce una gran confianza y la mano de Jehová estará sobre nosotros.

Renuevo de Plenitud Ministerial en la Confianza, es un ingrediente vital en el proceso de nuestro caminar como siervos. Les invito para hagamos un ligero recorrido en el capítulo 7 de Esdras y veamos todos los recursos dados por Dios a este hombre que abonó el terreno de la confianza. Seguro estoy que aún en este nuevo milenio, los siervos que están listos para Renovar sus ministerios en la plenitud de la confianza, tendremos, veremos y palparemos las mismas cosas que rodearon a Esdras.

I.- ASIGNACIÓN DE MISIONES ESPECIALES.

Esta es la copia de la carta que dio el rey Artajerjes al sacerdote Esdras, escriba versado en los mandamientos del Señor y en sus estatutos a Israel: Artajerjes rey de reyes, a Esdras, sacerdote y escriba erudito en la ley del Dios del cielo: Paz. Por mí es dada orden que todo aquel en mi reino, del pueblo de Israel y de sus sacerdotes y levitas, que quiera ir contigo a Jerusalén, vaya. Porque de parte del rey y de sus siete consejeros eres enviado a visitar a Judea y a Jerusalén, conforme a la ley de tu Dios que está en tu mano. Esdras 7:11-14.

Esta era una misión especial. No se le encomendaría una misión de tal naturaleza a alguien que no inspiraba confianza.

El rey Artajerjes dice: Por mi es dada orden que todo aquel en mi reino que quiera ir que vaya. Conforme a la ley del Señor.

Vienen días en los cuales el Señor nos asignará misiones especiales. Aún no tenemos idea de lo que será asignado.

“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,Ni han subido en corazón de hombre,Son las que Dios ha preparado para los que le aman”. I Cor 2:9

Estamos ya sembrando en el terreno de la confianza y preparando nuestro corazón para esas misiones especiales? Jamás Dios encomendará misiones especiales a quien no se ha preparado. Este es nuestro tiempo y este es nuestro día.

Dios quiere levantar líderes latinoamericanos para misiones especiales y ya ha comenzado, pero aún nuestros ojos no han visto lo que verán.

II.- ASIGNACIÓN DE RECURSOS FINANCIEROS ESPECIALES.
y a llevar la plata y el oro que el rey y sus consejeros voluntariamente ofrecen al Dios de Israel, cuya morada está en Jerusalén, Esdras 7:15

Esdras no sólo fue enviado en una misión especial, sino que se le asignaron finanzas especiales venidas del tesoro real.

Todos sabemos que finanzas gubernamentales no son fáciles de obtener para misiones espirituales. Sin embargo, Esdras vio la mano de Dios tocando al rey y a sus consejeros y del tesoro del rey se le dio Oro y Plata. Las misiones especiales que Dios encomendará a sus siervos fieles del Nuevo milenio, siervos que han buscado el Renuevo de Plenitud Ministerial, serán respaldadas por dinero que Dios suplirá milagrosamente. Ahora, es tiempo de recordar que nosotros somos sólo administradores de los recursos de Dios.

Cuando Dios nos abra las puertas que nos sorprenderán, necesitas caminar con paso firme y a la vez cuidadoso.

Un corazón se desliza fácilmente si se deja enceguecer por el resplandor del oro. Jamás desviemos los recursos financieros especiales, mas seamos fieles a aquel quién nos sorprende con sus recursos. A él no lo podemos engañar. Él es fiel en los registros.

III.- ASIGNACIÓN DE RECURSOS FINANCIEROS DEL PUEBLO.

y toda la plata y el oro que halles en toda la provincia de Babilonia, con las ofrendas voluntarias del pueblo y de los sacerdotes, que voluntariamente ofrecieren para la casa de su Dios, la cual está en Jerusalén. Esdras 7:16

A Esdras no sólo se le dieron recursos financieros reales, sino también los recursos financieros del pueblo y de los otros ministros. La misión era impresionante y Dios sabía que se necesitaba mucho dinero para esas misiones. Además de las sorpresas del rey en cuanto a plata y oro, el pueblo les daría. Cuando Dios ve que el Señor le confía a sus siervos misiones especiales y recursos financieros especiales, el pueblo no vacila en dar. Yo tiemblo de tristeza, cuando veo gran cantidad de ministros que han iniciado misiones que Dios no les ha encomendado, pero ellos dicen que Dios se las asignó, y el dinero no llega como ellos desearían e imponen pesadas cargas sobre el pueblo y el pueblo por amor al líder, por respeto, por temor o fácilmente engañados por expresiones piadosas de las consabidas siembras y cosechas o pactos con Dios entregan sus recursos, pero queda en sus labios un agridulce que aún no procesa.

Los recursos financieros del pueblo son sagrados. La mujer que trabaja con entrega, el hombre sudoroso que día a día adormece sus músculos con esfuerzo y luego entrega su diezmo, su ofrenda o su entrega especial, esos dineros son santos. Renuevo de Plenitud en la confianza es lo que el pueblo clama a sus líderes.
Si entramos en las misiones especiales que Dios nos entrega, no sólo el proveerá sus recursos financieros especiales, sino que el pueblo será movido por Dios y a nosotros nos quedará tomar ese dinero y pensar tres veces antes de invertirlo para estar seguros de que están siendo enviados para el cumplimiento de la misión especial.

IV.- ASIGNACIÓN DE RECURSOS MATERIALES.

Comprarás, pues, diligentemente con este dinero becerros, carneros y corderos, con sus ofrendas y sus libaciones, y los ofrecerás sobre el altar de la casa de vuestro Dios, la cual está en Jerusalén. 18Y lo que a ti y a tus hermanos os parezca hacer de la otra plata y oro, hacedlo conforme a la voluntad de vuestro Dios.

Los utensilios que te son entregados para el servicio de la casa de tu Dios, los restituirás delante de Dios en Jerusalén. 20Y todo lo que se requiere para la casa de tu Dios, que te sea necesario dar, lo darás de la casa de los tesoros del rey. Esdras 7:17-20

El rey no sólo pensó en finanzas, sino también en recursos materiales. Muebles y utensilios. Me gusta leer las palabras:

Y comprarás diligentemente y lo que a ti, a tus hermanos os parezca hacer con la plata hacedlo conforme a la voluntad de Dios.

Dos frenos importantes en las manos de Esdras fueron la Diligencia y La Voluntad de Dios. En las misiones especiales que ya están llegando hasta nosotros, Dios quiere que mantengamos los mismos dos frenos en la inversión de recursos para la adquisición de recursos materiales. DILIGENCIA Y CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS.

Recursos materiales son necesarios en la realización de las misiones encomendadas. En nuestro corazón necesitarán estar estos dos frenos.

V.- ASIGNACIÓN DE ÓRDENES ESPECIALES.
Y por mí, Artajerjes rey, es dada orden a todos los tesoreros que están al otro lado del río, que todo lo que os pida el sacerdote Esdras, escriba de la ley del Dios del cielo, se le conceda prontamente, hasta cien talentos de plata, cien coros de trigo, cien batos de vino, y cien batos de aceite; y sal sin medida. Todo lo que es mandado por el Dios del cielo, sea hecho prontamente para la casa del Dios del cielo; pues, ¿por qué habría de ser su ira contra el reino del rey y de sus hijos? Y a vosotros os hacemos saber que a todos los sacerdotes y levitas, cantores, porteros, sirvientes del templo y ministros de la casa de Dios, ninguno podrá imponerles tributo, contribución, ni renta. Esdras 7:21-24.

Cuando Dios encuentra un corazón humilde, no contaminado, puro y apartado en el servicio genuino para El, emite órdenes especiales. Son órdenes que impresionan. Ahora, es importante notar que esas órdenes no llegan en un vacío.

Están sustentadas en un fundamento muy sólido. Es el fundamento de la confianza. Por ello, es importante el Renuevo de Plenitud Ministerial de la Confianza. Si miramos ciertas palabras en el pasaje anterior, notaremos que ésas órdenes están sustentadas en la roza de la confianza. La orden para los tesoreros es que todo lo que pida Esdras sea dado prontamente. Dicho en otras palabras, que no haya tanta burocracia. Ahora, a quién se le despeja el camino de la burocracia? Al que inspira confianza.

Sin embargo, hay límite. No nos equivoquemos. Dios sabe que como humanos necesitamos un límite, porque el corazón humano sin límite es como potro desbocado rumbo a un despeñadero. Sin embargo, el límite no es estrecho. Miremos:
Hasta cien talentos de plata: Cada talento en Babilonia era de unos 60 Kilos. Quiere decir el límite de talentos que serían entregados a Esdras era el equivalente de 6000 kilos de plata.

Cien coros de trigo. Un equivalente a 22.000 litros.

Cien batos de Vino. 2.200 litros de vino.

Cien batos de aceite. 2.200 litros de aceite.

Curiosamente, hay en la lista algo que no tiene límite según el Rey. Dijo: Sal sin medida.

Sabemos la importancia de la sal. Una de las propiedades de la sal es que impide que algo se corrompa. Por ello el Señor dijo:

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”

Como líderes del nuevo milenio, necesitamos muchísima sal. Con los recursos que Dios nos pone en las manos, que no falte la sal.

Leonardo Da Vinci pintó el famoso cuadro de la santa cena. Cuando vemos una copia del original podríamos ver que Da Vinci sabía el valor de la sal en los tiempos de Cristo. Judas volteó con su brazo el tarro de sal, y la sal se ve en la pintura derramada en la mesa. Es un símbolo de la pérdida de confianza y lealtad. Amados líderes, que no derramemos la sal con nuestras actitudes y nuestro corazón torcido.

El rey terminó de aclarar que no serían colocados tributos ni rentas a estos hombres con misiones especiales. Reconocemos que al no contar con recursos como los que Dios dio a Esdras, cuántas veces como pastores hemos cargado al pueblo con tributos, ofrendas, contribuciones y cargas que lejos de liberar a la Iglesia la sobrecargan?. Si somos fieles en lo que Dios nos encomienda, liberaremos al pueblo de tributos y rentas. Dios dará los recursos si hay Renuevo de Plenitud Ministerial en tu vida que aumenta la confianza.

VI.- ASIGNACIÓN ESPECIAL DE RECURSOS HUMANOS.

Y tú, Esdras, conforme a la sabiduría que tienes de tu Dios, pon jueces y gobernadores que gobiernen a todo el pueblo que está al otro lado del río, a todos los que conocen las leyes de tu Dios; y al que no las conoce, le enseñarás. Esdras 7:25

La Confianza se extendió mucho más allá de lo material o lo financiero. Llegó hasta lo más importante. Los recursos humanos.

Conforme a la sabiduría que tienes de Dios, dijo el rey. Ya estás usando la sabiduría que Dios te ha dado?.

Las misiones especiales de Dios exigen personas, pero personas adecuadas para los ministerios adecuados.

Nos corresponde a nosotros colocar esas personas. Dios es quien nos los va a dar. Él nos sorprenderá con la gente que necesitamos.

Dios enviará los expertos y los no expertos. A los no expertos los enseñaremos y a los expertos los liberaremos para que puedan ministrar al 100 % los dones y las capacidades dadas por Dios.
Para este nuevo milenio, no hay lugar para aquellos que han limitado el ministerio de otro. Somos los propulsores de ministerios.

Somos el trampolín para que otros puedan saltar bien alto y caer en la piscina de la liberación ministerial con elegancia. ¡ Aleluya!.

VII.- LA RESPUESTA A LAS ASIGNACIONES ESPECIALES.

Aparté luego, a doce de los principales de los sacerdotes, a Serebías y a Hasabías, y con ellos diez de sus hermanos; y les pesé la plata, el oro y los utensilios, ofrenda que para la casa de nuestro Dios habían ofrecido el rey y sus consejeros y sus príncipes, y todo Israel allí presente. Pesé, pues, en manos de ellos seiscientos cincuenta talentos de plata, y utensilios de plata por cien talentos, y cien talentos de oro; además, veinte tazones de oro de mil dracmas, y dos vasos de bronce bruñido muy bueno, preciados como el oro. Y les dije: Vosotros estáis consagrados a Jehová, y son santos los utensilios, y la plata y el oro, ofrenda voluntaria a Jehová Dios de nuestros padres. Vigilad y guardadlos, hasta que los peséis delante de los príncipes de los sacerdotes y levitas, y de los jefes de las casas paternas de Israel en Jerusalén, en los aposentos de la casa del Señor.

Los sacerdotes y los levitas recibieron el peso de la plata y del oro y de los utensilios, para traerlo a Jerusalén a la casa de nuestro Dios. Esdras 8:24-30.

Felices los líderes que entran en la Renovación de Plenitud Ministerial, porque ellos responderán con fidelidad a las asignaciones especiales de Dios. Esdras trabajó en equipo y tuvo un equipo que lo guardó de cualquier tentación.

Miremos este equipo:

12 Sacerdotes Principales.

Príncipes de los Sacerdotes y Levitas.

Jefes de las casas paternas de Israel.

Todo Israel presente.

Que bueno es cuando el líder responde a la confianza de Dios o de sus superiores con una actitud de vulnerabilidad y de escrutinio.

No tenemos nada que ocultar, y a la vez podemos protegernos.

Ánimo amados. Vamos a la Renovación de la Plenitud Ministerial en la confianza. Dios lo quiere, el pueblo lo pide a gritos y nuestro corazón lo anhela.

Dios, ayúdanos a preparar nuestro corazón para las misiones especiales que nos tienes por delante. Hoy respondemos a ti con todo el corazón. Sabemos que son misiones grandes pero ya nos tienes listo lo que necesitamos para llevarlas a cabo.

Líbranos de romper la confianza que tienes en nosotros y la confianza del pueblo. Amén.
REFLEXIÓN.

Qué misiones especiales Dios me ha encomendado en los últimos cinco años?
Cómo las he enfrentado?
En qué áreas necesito prepararme más para responder efectivamente?
Cómo estoy manejando las finanzas de Dios, las del Pueblo y las mías?.
Cómo estoy administrando los recursos materiales y los humanos?

Dr. Serafín Contreras Galeano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario