Cristianos » Cristianismo » Venga Tu Reino.


Hace unos meses invité a mi esposa a leer los cuatro evangelios tratando de limpiar nuestra mente de todas interpretaciones propias. Le dije a mi esposa, vamos a leerlos como si nunca los hubiésemos leído. Fue una experiencia hermosa, ver a Jesús, nuestro modelo  de liderazgo. Allí encontramos varias cosas muy determinantes.

Una de ellas que más sobresalió es que Jesús una y otra vez habló del Reino de Dios o el Reino de Los Cielos. No habló de religión, ni de creencias o filosofías o estructuras religiosas, sino del Reino de Dios. Siempre menciona: “El Reino de Dios es semejante a…”. “El Reino de Dios es como….”. “El Reino de Dios está entre ustedes”.

En el Padre Nuestro nos enseñó a pedir que el Reino de Dios venga a esta tierra.

El profeta Isaías escribió esta profecía:
“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.   Isaías 9:6-7.

No podemos entender lo que es el Reino si no entendemos los principios que rigen el Reino de Dios y si no entendemos lo que implica vivir en un Reino Real.

•    ¿Qué es un principio bíblico? Es una declaración divina que permanece por encima del tiempo, la geografía, la cultura y el espacio. Un principio Bíblico jamás cambia. Permanece inmutable. Lo que funcionó hace 1000 años funciona hoy y lo que funciona en China funciona en América Latina. El más grande secreto para vivir efectivamente en la tierra está en entender y aplicar los Principios del Reino.

PRINCIPIOS DEL REINO DE DIOS:

Principio 1: El propósito de Dios fue extender el Reino de los cielos a la Tierra.

Dios creó al hombre para ser el rey extendido y su representante en la tierra. “ Los imperativos fueron: Fructificad, Llenad, Multiplicad, Gobernad  Dominad”. Satanás entendió el poder de ese Reino y el hombre lo ignoró, por eso perdió el Huerto del Edén y con esa perdida disipó la posibilidad del Reino. Dios no se rindió y prometió que el Reino vendría a la tierra a través de un segundo Adán (Jesucristo). Génesis 3:15.

Principio 2: Dios no hizo el hombre para el cielo…sino para tierra.

Si lo hubiese hecho para el cielo lo hubiese creado allá , pero la Biblia dice que tomó polvo de la tierra y lo hizo y le dijo que al morir se volverá polvo y regresaría a la tierra de donde fue tomado. Por eso la Biblia dice que el hombre volverá a la tierra. El Cielo es residencia temporal mientras la tierra es hecha de nuevo: La Creación gime dice el Apóstol Pablo esperando su redención.

La Biblia dice que Dios hará un cielo nuevo y una nueva tierra y regresaremos a vivir en esta tierra donde el León descansará con el cordero y el niño jugará con la serpiente. Esta tierra no tendrá ni enfermedad, ni pecado, ni contaminación. Será el huerto del Edén restaurado.

Principio 3: El Hombre no puede gobernar en la nueva tierra a menos que aprenda a gobernar acá y vivir en el Reino.

“El reino de los cielos está entre ustedes”. Estamos acá en la tierra para aplicar los principios del Reino y vivirlo. En otras palabras estamos en pleno entrenamiento. Es por eso que necesitamos aprender a manejar las finanzas, la familia, las emociones y las tentaciones acá ahora.

Principio 4: El hombre tiene que entender que él no tiene nada. Todo es de Dios.

“Del Señor es la tierra y su plenitud”. Nacimos sin nada y al morir no podemos llevarnos nada. El dueño de todo es Dios. Nosotros solo administradores. Eso lo entiende el enemigo del alma. Por eso es que él siempre quiere ponernos límites para que nos preocupemos y no confiemos en Dios. Nos dice que “Nuestra casa” la vamos a perder. Que nuestras “Finanzas” se perdieron. “Nuestros hijos” se descarriaron. Pero al entender este principio del Reino podemos contestarle que nosotros no tenemos nada que vaya a amenazar al dueño de la casa que es Dios, el dueño de los hijos que es Dios, el dueño de la salud que es Dios y de esa manera somos libres de angustias.

Principio 5: El propósito original de Dios fue establecer Un Reino de Hijos, no de Súbditos.

Dios ha querido tener hijos, no esclavos. Es un reino de hijos y recordemos que por ser hijos tenemos privilegios pero también responsabilidades. Vivamos como hijos y trabajemos como herederos.

Principio 6: El Intento de Dios fue gobernar lo visible desde lo Invisible.

El mundo espiritual invisible es mayor que el visible. El enemigo de nuestra alma siempre nos atormenta mostrándonos lo que nuestros ojos ven y nuestro oídos oyen pero no olvidemos que lo invisible siempre es más grande que lo visible. Por eso es que la Biblia dice que la fe es la sustancia de lo que se espera y la convicción de o que no se ve. Nosotros o nos movemos por lo que se ve sino que nos dejamos mover por lo que no se ve.

Principio 7: Dios no pensó en llenar la tierra de cristianos sino de ciudadanos.

Nosotros acá somos extranjeros, advenedizos y peregrinos. Cuando hablamos de solo ser cristianos podemos limitar este concepto a solo lo que es una religión o una estructura, pero cuando hablamos de ser ciudadanos nos hace levantar la mirada a la eternidad.

Somos embajadores del Reino de los cielos y todos tiene que verlo y palparlo. Dios no hará nada sobre la tierra sin tomar en cuenta a aquellos a quienes él puso para administrar la tierra.

“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”.  Éxodo 19:5-6.

La prioridad número uno de Dios para la humanidad  es que descubramos, entendamos y vivamos en el Reino de Los Cielos.

Ese Reino  se extiende ahora a la tierra. “Venga Tu Reino”. El Concepto de Reino no fue inventado por la humanidad sino que fue la primera forma de gobierno introducida por Dios en la tierra. El Reino de los Cielos es un Estilo de vida opuesto al estilo de vida del otro Reino. Mientras ese Reino viene y ya viene: Nuestra responsabilidad hoy es ser embajadores ya de ese Reino. No religiosos sino Reyes..gobernando sobre todas las áreas de nuestra vida y orando que el Reino sea establecido: “Porque tuyo es el Reino, El Poder  Y La Gloria por los Siglos de los Siglos. Amén”.

Vivamos con mentalidad de Reino caminando en las calles de necesidad y quebranto mientras pedimos al Señor que su Reino venga en cada área de nuestra vida, Iglesia, Comunidad y Nación.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario