Cristianismo » Beneficios Del Arrepentimiento. (Segunda Parte).


Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. 1ª.Ped. 2:9,10
En estos versículos el Apóstol Pedro esta enumerando cuatro de los privilegios que tenemos los Cristianos como hijos de Dios, hoy meditaremos un poco más sobre estos beneficios como nacidos de nuevo a través del arrepentimiento de pecados.

1- Linaje escogido; Escogido; Tomar o elegir una o más cosas o personas entre otras…¿te has puesto a pensar que fuiste elegido de entre millones de millones de seres humanos, y que muchos de esos millones se han ido al infierno, más para ti se ha reservado la vida eterna?…más de alguna vez me he preguntado, ¿porqué Dios se compadeció de mi?, lógicamente que no hay una respuesta, solo sé que la oportunidad de salvación es para todos los seres humanos sobre la tierra, pero también se que hay un misterio difícil de comprender en cuanto a que unos son sensibles al llamado por su Espíritu Santo y otros no.

Romanos. 9:15  dice; Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia…pero permíteme expresar lo que siempre he creído respecto a este versículo….acaso este Dios que es rico y abundante en misericordia, no se compadecería de un corazón que pide, ruega y suplica por el arrepentimiento…por ejemplo; un drogadicto que en su dolor y desesperación clama por ayuda al Dios de los cielos, ¿crees que no será escuchado? Por supuesto que sí, y es de esa manera que el envía su pronto auxilio a través de sus ángeles terrenales (es decir los que predican su palabra)

2- Real sacerdocio. Los creyentes han sido llamados a ministrar y reinar con Cristo…Apocalipsis. 5.10 dice; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Este era un privilegio que el Señor les había dado a los judíos…Exodo 19:6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes,( y gente santa. pero recordemos que cuando el Señor Jesucristo vino, y no le recibieron como el Hijo de Dios, Juan.1.11 dice; a lo suyo vino, y los suyos no le recibieron….fue a raíz de esta actitud de rechazo del pueblo de Israel, que nosotros fuimos tomados e injertados en el olivo.

Romanos. 10.19 el Señor le dice a Israel; yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; con un pueblo insensato os provocare a ira….eso éramos los gentiles, pueblo insensato, idolatras, necios, sin Dios ni esperanza….pero ahora somos llamados por nuestro Padre Eterno; Real sacerdocio…sin olvidar lo que el Señor les demandaba al sumo Sacerdote del Antiguo Testamento….una mitra en su frente que se leía santidad al Señor, sin pasar por alto, que las vestiduras de los sacerdotes marcaban una diferencian entre los del pueblo…hoy en el nuevo testamento,  todos los llamados hijos de Dios, Cristianos, debemos de llevar esa mitra, ya no en la frente, sino en el corazón, y al igual que las vestiduras sacerdotales, las nuestras deben realzar entre las del mundo…nuestras vestiduras espirituales deberán de brillar con la luz de Cristo.

3- Nación santa; Levítico. 11:44 dice; Porque yo soy  vuestro Dios; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo; esta es la única y verdadera razón para santificarnos, El es santo, por lo tanto espera que lo que a engendrado en el espíritu sea semejante a Él, no es verdad que es impresionante cuando vemos casos en los que de padres “buenos” se den a luz hijos malos, como el caso de el profeta Samuel, siendo él un hombre que le sirvió al Señor en integridad de corazón, desde su infancia hasta su muerte, sus hijos no siguieron sus pasos, al contrario fueron rechazados por el pueblo de Israel debido a su corrupción (1ª. Samuel.8.3), como todo padre cristiano o no cristiano esperaría hijos obedientes, cuanto más nuestro Padre que está en los cielos, quien nos creo, para luego darle vida a nuestros espíritus, a través del Señor Jesucristo, para así llamarnos Nación santa..

4- Pueblo adquirido por Dios; Tito. 2:14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras….Adquirido; comprar, fuimos comprados con la sangre del Cordero Inmolado, nuestro Señor Jesucristo….es decir que no nos pertenecemos más a nosotros mismos, sino que le pertenecemos solo a Él….nos compró de la esclavitud del reino de la oscuridad para ahora ser parte de sus príncipes del Reino de luz, por eso ahora somos llamados Pueblo adquirido, pueblo comprado por Dios. 1 Corintios. 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Privilegios de oro, valorados o menospreciados… ¡tú decides!

No hay comentarios:

Publicar un comentario