Los leones




 Un abuelo muy sabio estaba  hablando con su nieto. Le decía: "Me siento como si tuviera dos leones peleando en mi corazón.

 Uno de los dos es un león perezoso, enojón, violento y vengador. El otro es trabajador; está lleno  de amor y compasión".

 El nieto preguntó: "Abuelo,  ¿Cuál de los dos leones ganará la pelea en tu corazón?" El abuelo contestó: "Aquel que yo alimente".


Reflexión:

Yo decido trabajar con gusto o desgano, decido estudiar con entusiasmo o aburrirme.
 Yo decido hacer el bien o el mal; decido controlarme o dejarme llevar por los impulsos.
 Yo decido ser agradecido o no. Yo decido alimentar mi mente con pensamientos positivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario