La vida es como el mar



La vida es como un mar, el cual puedes atravesar de mil maneras. 

Lo bueno, es que puedes elegir la manera que quieras para atravesarlo, al igual, que podemos elegir nuestra manera de vivir.

Puedes coger un velero, un transatlántico, un yate, un avión... Pero claro, mucha gente se empeña en ir siempre nadando, y ahí estánuestro error. 

Por que cuando vamos nadando, podemos llegar hasta un punto pero, resulta agotador y prácticamente imposible llegar así a la otra orilla.

Es igual que la vida, resulta agotadora cuando nos ahogamos por nuestros miedos, rencores, tristezas, egos...Y no vemos mas allá que un horizonte lejano, el cual es imposible de alcanzar.

Por eso creo que debemos dejar que el viento y los medios de los que disponemos, nos guíen en nuestro objetivo. La vida, la podemos cruzar mucho mejor con la ayuda de la esperanza, alegría, fe en nosotros mismos y en lo que hacemos, y sobretodo y mas importante, en el amor a todo lo que nos rodea y la gratitud por lo que ya tenemos.

Esos serian nuestros medios para que la vida, sean unas vacaciones en un transatlántico, en un yate, en un velero o en un avión...Incluso, si eres feliz, hasta en una canoa.
Lo importante, no es el medio por el que viajas en la vida, sino las formas en que uno se toma la misma. Cuando viene una gran marea, una tormenta, un arrecife de corales o hasta un gran maremoto,es cuando hay que sacar fuerzas y creyendo en nosotros mismos, saldremos a flote abrazándonos al salvavidas hasta que la inclemencia pase.

Eso es igual que en la vida, porque cuando vienen problemas hay que mantenerse unidos, amarnos sin condición y agradecer que tenemos cosas por las que seguir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario