La cuenta




Un matrimonio con dos hijos salió un viernes a cenar fuera, dejando encargado al mayor, de 12 años, de su hermanito pequeño, que era un bebé. Como le dio bastante trabajo, el niño dejó encima de la mesa una nota que su madre leyó al volver:

"Porque le he dado de comer: dos euros; porque le he dado el biberón: dos euros; porque le he cambiado: cinco euros; porque ha llorado: tres euros; porque he tenido que atenderle mientras dormía: tres euros. Total: quince euros".
La madre tomó quince euros y los dejó en la mesa, pero, cogiendo el papel, apuntó por detrás:

"Por los nueve meses que te llevé en mi vientre: un beso; por las veces que me levanté por la noche para cuidarte: un beso; por los momentos en que te cuidé estando enfermo: un beso; por cubrir tus necesidades: un beso; porque eres lo que más quiero en el mundo: un beso. Total: siempre un beso".

Al día siguiente, cuando el hijo vió la nota, no cogió los quince euros

No hay comentarios:

Publicar un comentario