¿Existe Dios?



HABÍA UNA VEZ . . . un hombre que fué a la peluquería a cortarse el cabello, recortarse la barba.
Como de costumbre en estos casos, entabló una amena conversación con el peluquero.
Hablaron de muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios.
- Fíjese, caballero, que yo no creo que Dios exista, como usted afirma -   dijo el barbero..
- ¿ Pero porqué dice usted eso? preguntó el cliente.
- Pués es muy fácil...basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. Dígame¿ si Dios existiera habría tantos enfermos, niños abandonados, tanto sufrimiento y dolor en la humanidad ? Yo no puedo pensar que Dios existe y permite todas esas cosas. Argumento el peluquero.

El cliente se quedó pensando, un momento. No quería contestar, seguro que no obtendría nada y no quería llegar a una desagradable discusión.
El peluquero, terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba la peluquería, vió en la calle un hombre con la barba y el cabello largo, al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba, y se veía desarreglado.

El cliente entró en la peluquería y  dijo al barbero:
- ¿ Sabe una cosa ? Acabo de darme  cuenta  que los barberos no existen. Aquí estoy yo y soy peluquero.
- No, dijo el cliente, no existen. .  porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan largos, como la de ese hombre que va por la calle.
- Ah, los barberos si existen, lo que pasa es que esas personas no vienen a mí.
- Exacto, eso es lo que pasa, dijo el cliente.
Así pasa con Dios. Existe, pero hay que ir a El.

No hay comentarios:

Publicar un comentario