La historia del burro...




Había una vez un matrimonio con un hijo de doce años y un burro. Decidieron viajar, trabajar y conocer el mundo.

Así, se fueron los tres con su burro.
Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba:
- “Mira ese chico mal educado; él arriba del burro y los pobres padres, ya grandes, llevándolo de las riendas”
Entonces, la mujer le dijo a su esposo:
No permitamos que la gente hable mal del niño.
El esposo lo bajó y se subió él.
Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba:
“Mira qué sinvergüenza ese tipo; deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima”
Entonces, tomaron la decisión de subirla a ella al burro, mientras padre e hijo tiraban de las riendas.
Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:
“Pobre hombre. Después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro! y pobre hijo ¡qué le espera con esa madre!”
Se pusieron de acuerdo y decidieron subir los tres al burro para comenzar nuevamente su peregrinaje.
Al llegar al pueblo siguiente, escucharon que los pobladores decían:
“Son unas bestias, más bestias que el burro que los lleva, van a partirle la columna!”
Por último, decidieron bajarse los tres y caminar junto al burro.
Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces decían sonrientes:
“Mira a esos tres idiotas: caminan, cuando tienen un burro que podría llevarlos”


Conclusión …

Siempre te criticarán, hablarán mal de ti y será difícil que encuentres alguien a quien le conformen tus actitudes.
Entonces:
¡Vive como creas! ¡Haz lo que te dicte el corazón! ¡Haz lo que sientas!
Una vida es una obra de teatro que no permite ensayos.
Por eso:
Canta, ríe, baila, ama . . . y vive intensamente cada momento de tu vida antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos!!! 




3 comentarios:

  1. Leí hace poco esta reflexión, muy buena!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la reflexion. Siempre tenemos algo que decir, algo que criticar. Es una condicion humana
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Lo recuerdo, de chica lo leí...mi madre me pedía que lea siempre por las tardes...¿Sabes? El ser humano es muy propenso a opinar sobre los demás y a desear agradar a todos olvidándose que lo primero es estar seguro de lo que uno busca, tenerlo claro, y si presta oídos a consejos sólo tomar lo que pueda aportar a lo que ya se tiene pensado. Ha sido grato estar en tu espacio. Hace más de un año visitaste el mío, he estado apartada de mis Blogs y al abrirlos encontré tu mensaje por eso estoy aquí y felicito este día.

    Abrazos

    Maricruz Díaz
    (Perú)
    http://vinopecadodivinopoema.blogspot.com/

    ResponderEliminar