Siempre


Siempre ten presente que:


La piel se arruga.

El pelo se vuelve blanco.
Los días se convierten en años…

Pero lo más importante no cambia.
Tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.
Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés vivo, siéntete vivo.

Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas….

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar , usa el bastón.
Pero ¡NUNCA TE DETENGAS!

6 comentarios:

  1. Me encantaría que pongas de quién es el texto que publicas.
    Este es hermoso.

    ResponderEliminar
  2. Es uno de msi textos favoritos, sin duda. Creo que es de la Madre Teresa de Calcuta (si no me equivoco).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hace unas entradas desde mi blog me quejaba de quienes copian textos de otros sin poner su autoría, dando pie a que se piense que son propios.

    Confirmo, y deberías ponerlo bohemio, este hermoso texto lo reconozco, es de Madre Teresa de Calcuta. Como ves ponerlo no es tan difícil y ayudarías a llegar a más textos que dejó tan hermosos como éste, claros ejemplos de vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo, como jamás leí nada de la Madre Teresa, habría creído que era tuyo, pero no soy quién para darte indicaciones de lo que debes hacer o no. Por eso digo: Me gustó la reflexión, es una de esas que te dan fuerzas en los momentos de debilidad.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  5. Sí creo que es de la madre Teresa, lo cual le da más valor, porque es un ejemplo de que se puede llevar a cabo lo que nos dice de forma tan especial.
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Gracias. Me motiva a seguir adelante.

    ResponderEliminar