Convivencia


Si tuviésemos en cuenta estas reglas...

Si abriste, cierra
Si encendiste, apaga
Si conectaste, desconecta
Si desordenaste, ordena
Si ensuciaste, limpia
Si rompiste, arregla
Si no sabes arreglar, busca al que sepa
Si no sabes que decir, cállate
Si debes usar algo ajeno, pide permiso
Si te prestan, devuelve
Si ignoras como funciona, no toques
Si es gratis, no desperdicies
Si no es asunto tuyo, no te entrometas
Si no sabes hacerlo mejor, no critiques
Si no puedes ayudar, no molestes
Si prometiste, cumple
Si ofendiste, disculpate
Si no sabes, no opines
Si opinaste, hazte cargo
Si algo te sirve, trátalo con cariño

Y… lo más importante:

Si no puedes hacer lo que quieres,
¡quiere lo que haces!

5 comentarios:

  1. Pues mira cielo, si cumpliéramos esas sencillísimas normas, la convivencia sería casi perfecta y este mundo otro. Por desgracia, es lo que es.
    Mil estrellas de alegría
    Sherezade

    ResponderEliminar
  2. y si bebes, no conduzcas. Buena entrada. Que tengas una buena tarde.

    ResponderEliminar
  3. Si tuviéramos la capacidad para reaccionar en varios aspectos de nuestra vida con tal seguridad, no dudaría un segundo en pensar que todo es posible...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Admito que estoy tentada de copiar este texto y pegarlo en mi nevera para que todos los que convivimos día a día nos lo grabemos a fuego en la cabeza. Aunque con eso de los derechos de autor nos sé si podría ;)
    Saludos

    ResponderEliminar