Quizás sea tiempo de amar


Habita en nosotros un Amor de profunda ternura, de conmovedora fuerza e inteligencia increíbles; que sólo se da en extrañas y muy especiales circunstancias. Pareciera que el Universo lo tiene reservado para unos pocos o es que estos pocos se lo reservan para sí. Misterioso capricho el de las fuerzas que conspiran para este Amor.
No hay formula que nos lleve a ello, pero si hacer que esa posibilidad se vuelva más cercana. Es quizás cuando debamos intentar aquello que siempre pensamos que nunca resultaría. Si hemos intentado todo ya. Puede ser que sea hora de escuchar profundamente a nuestro Corazón, como nunca antes; alejándonos del ego. Arriesgándonos a exponernos y ser totalmente vulnerables (como una aceptación de que lo somos). Con todas nuestras imperfecciones. Llegando a ser más perfectos al fin porque simplemente dejamos de luchar con nosotros mismos. Sabiendo siempre quienes hemos sido.
Podría ser el lugar ideal donde nuestras contradicciones se encontraran. Lo Masculino y Femenino; lo fuerte y activo, con lo receptivo y pasivo; Yin y Yang. Entonces; quizás sólo entonces podamos ser uno. Un ser completo desbordando Amor. Que está listo para recibirlo. Porque quién puede dar algo que no tiene ni siquiera para sí; que ni siquiera puede encontrar paz ?.
Y cuando todo ha fallado; el Amor puede cobrar una importancia que nunca hubiéramos imaginado posible.

1 comentario:

  1. Buen texto, esa fuerza puede con todo, lástima que no todos la tengan.
    Saludos desde els-relats.blogspot.com

    ResponderEliminar