¿Que es lo que ellas quieren?


O quien puede entenderlas? y que puede hacer el hombre para lograrlo?
Cuando todo se ve mal dedicamos tanto tiempo en ocasiones tratando de entender nuestras diferencias, de conocer –no sin un poco de humor también- donde se ha equivocado inexplicablemente Dios; cual ha sido la falla, el error que no debía ocurrir en la creación de nuestra relación; de descubrir la confusión a veces general que existe en nuestra comunicación; porqué hasta puede llegar a parecer que uno se dirige en dirección contraria al otro.
Si existe alguna razón es precisamente donde se halla el encuentro. El intercambio de energías.
El Hombre y su encuentro con lo femenino y la mujer con lo masculino. La fuerza en la mujer lo vulnerable en el hombre. Todos tenemos algo del otro sexo. Nos originamos precisamente de la unión de 2 seres sexualmente diferentes. Es una bendición que heredemos diferentes aspectos de nuestro Padre y Madre a la vez y es afortunadamente interesante que debamos cada uno encontrar ese aspecto aparentemente oculto y rechazado a veces que de alguna forma nos complementa.
Es allí donde ocurre el encuentro; donde las diferencias pueden transformarse en armonía compartida; en un constante dar y recibir interminable; en un aprendizaje infinito. Felizmente tenemos a nuestra contraparte para recordarnos que también somos ese aspecto, que debemos explorar, que debemos observar y prestar atención. Así podemos alimentarnos perfectamente uno del otro en un flujo maravilloso.
Dios siempre lo ha sabido. Dos seres que se entienden a la perfección; sin nada para aprender; sin nada que descubrir; sin nada que compartir serían también infinitamente intrascendentes.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo menos en que Dios existe. Independientemente de esta creencia mía la esencia del texto está clara.

    Saludos desde els-relats.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Ellas quieren sentirse amadas y sobre todo fidelidad. Dos únicos ingredientes para tenerlas para siempre. Sin alguno de ellos la cosa empieza a fallar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. De eso se trata mi blog. Qué queremos nosotras, qué quieren ustedes. Todavía no lo descubrí... pero vale la pena intentar.
    Muy lindo. :)

    ResponderEliminar