Come tú mismo la fruta


En cierta ocasión se quejaba un discípulo a su Maestro: «Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado» El Maestro le replicó: «¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?».

Nadie puede descubrir tu propio significado en tu lugar. Ni si quiera el Maestro.

4 comentarios:

  1. Cada uno debe de saber interpretar las cosas
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es como si te cuentan el final de un libro, perdería la gracia!. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Es que las interpretaciones son personales amigo.
    Ya puedo dejarte besos

    ResponderEliminar
  4. Espectacular entrada!!! simple, consisa y precisa!!
    Y creo que sería como cuando te cuentan el final de la película que vas a ver en el cine...
    =)

    ResponderEliminar