Venciendo el temor al fracaso


El temor al fracaso es una respuesta condicionada que se aprende en la infancia. todo el mundo tiene una cierta cantidad de este temor. Te hace ser prudente, lo cual con moderación es una buena cosa. Pero cuando el temor al fracaso se lleva demasiado lejos, puede llegar a ser serio obstáculo para el éxito y el bienestar.
Todo el mundo experimenta alguna clase de temor. La persona valiente no es una persona que no siente miedo, sino la persona que actúa a pesar de su miedo. Cuando haces frente a tus temores y les sales al paso, estos disminuyen y se hacen más pequeños. Pero cuando rehuyes a la persona o situación causante de tu temor, éste crece hasta el punto que puede llegar a dominar por completo tu vida.
Hazte esta afirmación con energía y convicción. ¡Puedo hacerlo!, ¡puedo hacerlo!, ¡puedo hacerlo!, ¡puedo hacerlo!. Esta afirmación cortocircuita y anula el sentimiento de: ¡No puedo!, ¡no puedo!, ¡no puedo!
Luego haz la cosa que temes, enfréntate a tu temor. Sal a su paso. Considera tu temor específico como un desafío y, en vez de retroceder ante él o evitarlo dale la cara.
Decide exactamente lo que quieres y luego actúa como si fuese imposible
fallar.
Actúa como si el temor no existiese. Finge que no tienes temor.
• Pregunta siempre cuál es la peor cosa que puede ocurrirte si sigues adelante y cuál es la mejor cosa que podría ocurrirte si tienes éxito.
Muchas veces comprobarás que la peor cosa que podría sucederte es muy pequeña, mientras que la mejor cosa que podría sucederte es bastante significativa.


*Si conoces alguna reflexión o texto que quieras compartir para enriquecer este sitio envíalo a : elserbohemio@hotmail.com

7 comentarios:

  1. el temor a fallar siempre esta presente..

    ResponderEliminar
  2. Decís que se aprende de niño?? lo que es a mí me ha costado horrores y lo aprendí de grandecita ya...
    Y a veces todavía me asalta y me toma...

    Muy bueno

    Beso

    ResponderEliminar
  3. siempre con estas excelentes reflexiones, casualmente mi ultima entrada tiene algo que ver, espero la leas

    besos lunaticos

    ResponderEliminar
  4. Yo opino que una pequeña dosis de temor a fracasar no es mala, puede incluso ayudarte a superarte, a poner mucha más atención en lo que haces.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Se pasa la vida temiendo temiendo al fracaso y no te das cuenta que desde que tienes ese miedo estas creando ya la negatividad y la posibilidad de fracasar... hay que arriesgar y saber si sera un exito o un fracaso y si es asi pues no pasa nada se vuelve a intentar las veces que sea necesaria hasta conseguirlo o morir en el intento.
    Primavera

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la reflexión de hoy, mucho, mucho :D

    Besiños.

    ResponderEliminar
  7. Siguiendo el dicho..."quién no arriesga, no gana". Un beso.

    ResponderEliminar