Reflexión - Prométeme


Que serás tan fuerte que nada podrá interrumpir la paz de tu mente.
Que hablarás a todos de amor, felicidad y voluntad.
Que harás sentir a tu prójimo lo bueno que hay en él.
Que mirarás siempre el lado luminoso de las cosas, que pensarás sólo lo mejor y esperarás sólo lo mejor.
Que serás tan feliz por el éxito de tu amigo como si fuera tuyo.
Que olvidarás los errores del pasado, y luchar más por las grandes metas del futuro.
Que sonreirás siempre y que tu sonrisa será para todos la esperanza de seguir trabajando por sus sueños.
Que dedicarás tanto tiempo a tus sueños, que no te quedará un minuto para encontrar defectos en los demás.
Que serás suficientemente tolerante, firme y generoso para combatir la pesadumbre, la pasión y el miedo…
Pero lo suficientemente feliz para no permitir la presencia del desaliento.




http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

18 comentarios:

  1. Vale, te lo prometo. Fallaré algunas veces, pero trataré de cumplirlo mejor, cada vez. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Las reflxiones que haces son estupendas, ahora
    eso de prometer es bastante complicado tal y como
    está el mundo. Supongo que tu petición es a nivel
    personal, pero en cualquier caso que sirva como
    ejemplo y aplicarlo a todos los cnceptos racionales. Garcias
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  3. Y sobre todo, que cumplirás la promesa
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  4. Díficil promesa pides, pero cumpliendo con la mitad, creo que ya alcanzaría, para ser feliz y ser mejor persona...
    Excelente entrada, como todas las tuyas.

    Un beso, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  5. Prometo que día a día lucho por ello.

    ResponderEliminar
  6. Todas son interesantes y magníficas pero yo con tu permiso me quedo con la octava y la décima... ¿ Lo lograré ?... Voy a intentarlo... Me leí tu anterior entrada y me quedo con la reflexión del agua en las manos y al leerlo me has recordado a S. Agustín y el niño... Muchas gracias por ayudarnos a ser mejores cada día y recordar lo que teníamos olvidado... Me gusta tu casa y en ella encuentro el lugar apropiado para realizarme . ¡ Volveré!. Aprovecho la ocasión para darte las gracias por dejar en mi blog tu huella siempre gratificante y desearte que tengas un día estupendo. Un abrazo grandote y por coincidir en lo referente al invierno... Por eso vengo al lugar correcto....¡ Volveré!

    ResponderEliminar
  7. bello,bello,prometeme,que seguiras escribiendo reflexiones y sentires tan bellos,por los cuales siempre sonreiré al entrar aquí!!
    Creo que es lo que muchos intentaamos en nuestros dias,aveces nos sale mejor..que otros..pero siempre vale el intento...
    unbesote inmenso y una gran sonrisa para tu dia martes!!! bien llena de nergias!!
    Bárbara

    ResponderEliminar
  8. Hermosísimas promesas, ojalá fuésemos capaces de cumpliarlas todas. Sería distinto el mundo entonces.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    Buena entrada. Me quedo con la promesa:
    "Dedicarás tanto tiempo a tus sueños, que no te quedará un minuto para encontrar defectos en los demás."
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hermosa reflexión, ideal para continuar la semana.

    Un abrazo, grande...Bohemio.

    ResponderEliminar
  11. Acertadas y positivas reflexiones, que prometo intentar cumplir.
    Sigo teniendo dificultades para comentar. Ayer no pude entrar.
    Un abrazo, Bohemio.

    ResponderEliminar
  12. Estupenda entrada amigo , dificil de hacer en este mundo de egoismo que vivimos pero intentarlo deberíamos porque si lo hiciéramos que bien nos sentiríamos con nosotros mismos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¿Y si prometemos intentarlo...! Porque difícil es difícil, pero vivir sin intentarlo es morir abandonados en el frío destino...

    Gracias por señalarnos el norte, y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Jamás prometería lo que no se si llegaría a cumplir.
    Puedo decirte que son muy buenas intenciones.Si empezamos por "intentarlo"?
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Creo que con intentarlo ya es suficiente. A veces el desaliento acontece y son los que nos quieren los que tienen que darnos la mano.
    La felicidad es más una llamada, una finalidad de la existencia terrena, un anhelo de eternidad

    Un abrazo BOEHEMIO

    ResponderEliminar
  16. Te lo prometo, salvo eso del desaliento que de vez en cuando me pasa, pero todo lo demás te lo prometo!

    Besos!

    ResponderEliminar