El valor de las cosas


La felicidad no está en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Solo se la puede encontrar en los momentos. "Hoy es el mañana de ayer"

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, en Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.
El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.
¿Dónde están sus muebles? - preguntó el turista.
Y el sabio, rápidamente, también preguntó: -¿Y donde están los suyos...?
¿Los míos? - se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!
Yo también... - concluyó el sabio.
"La vida en la tierra es solamente temporal... Sin embargo algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices."
"El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables."

Desconocido

13 comentarios:

  1. Gracias, Ser Bohemio.
    Un cuento sencillo, directo y esclarecedor.
    Un abrazo desde Murcia-España.

    ResponderEliminar
  2. Aunque ya lo conocía, no está de más recordarlo de vez en cuando.

    Un saludo.

    Feliz día.

    ResponderEliminar
  3. me hacia muchisimas falta pasarme por aca, me ha encantado la entrada como siempre nos dejas historias sabias y de pensar mucho... gracias ser bohemio..!

    Besos lunaticos, estuve ausente unos dias pero ya he vuelto =)

    ResponderEliminar
  4. Ya había leído esta historia, si todos entendieramos esos no habría tanto egoísmo en el mundo y muy seguramente más personas serían felices. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo debo ser la rara, la que no se conforma, pero he de confesar que me resultaría difícil vivir como ese sabio. No es que necesite demasiadas cosas materiales o lujos, pero es que cada mueble, cada objeto, cada cuadro que hay en mi casa tiene una pequeña historia y, rodeada de ellos, me siento feliz,la calidez que le dan a mi hogar es parte de mi felicidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. precioso y acertado mensaje. como siempre
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué gran verdad, estamos de paso y todo lo material nos sobra, nadie se lleva los muebles a la tumba.
    Besos almita sabia.

    ResponderEliminar
  8. ojala alcance a tener la mitad de sabiduría que este sabio a lo largo de mi vida
    Por que como siempre una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica de ella.

    Pero siempre viene bien pararse a pensar un poco.
    Un besoo

    ResponderEliminar
  9. En la sencillez radican muchas verdades amigo.
    Un beso y me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa lección sin duda :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Por cierto ¿¿¿¿¿Donde está tu blog Mi ADN?????

    ResponderEliminar
  12. Aleccionador cuento, aunque, por desgracia en esta mundo la fecicidad consiste en acumular.
    saludos

    ResponderEliminar
  13. ¿Quién no querría vivir todo lo posible? Es un sueño querer ser como los dioses... jóvenes, bellos, fuertes, sin tener que sufrir, sin tener que perder seres queridos, sin dejar el mundo con todo lo bueno y malo que tiene. Quién no querría... Sin embargo, la vida no consiste en haber quién tiene más porque es innecesario y no es lo que realmente hace feliz. Son los pequeños momentos de la vida.
    "Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables"
    Un beso, Bohemio

    ResponderEliminar