Reflexión - Momentos y recuerdos


Si pudiéramos ver en reversa tan sólo unos segundos, sin juzgar, sin tener miedo ni rencores, si pudiéramos ver lo que es nuestra vida por unos segundos, con la cabeza fría, ¿qué se nos viene a la mente? ¿Qué es lo primero que pensamos? Pensamos en esos momentos súper pequeños que llegaron inesperadamente, sin ser planeados que nos llenaron de felicidad, y nos hicieron sentir vivos...
La vida se basa de los recuerdos y de los pequeños momentos de felicidad, nosotros mismos somos nuestros recuerdos, porque somos lo que en un pasado lejano o cercano nos marcaron, entonces en ciertas palabras somos nuestro pasado, pero hay que diferenciar entre serlo y vivir en él.
Somos nuestro pasado y siempre recordamos lo felices que fuimos en él, pero hay que pensar que hoy es el pasado de mañana, así que hoy se tiene que vivir, crear momentos para que un día cuando nos detengamos digamos, no desperdicio mi vida, fui, soy y estoy seguro de que en mi futuro también seré feliz.

*Los invito a visitar mi otro blog: http://mi-adn.blogspot.com/

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

19 comentarios:

  1. Es verdad. Hoy es el pasado de mañana.
    Un abrazo, Ser Bohemio.

    ResponderEliminar
  2. Y en esa filosofía camina mi vida, día a día se me regalan 24 horas para hacer lo que quiera, ¿qué quiero? Ser y hacer feliz.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante,lo verdaderamente importante son eso pequeños momentos en los que te sientes feliz y dichoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reflexión... yo pienso igual. La felicidad y la autorrealización están formados por una vicisitud de "pequeñas" vivencias y hechos. Y es que en la vida, de eso que llamamos "grandes acontecimientos", hay cuatro o cinco.

    Paradójicamente, uno va adquiriendo años, experiencia y sabiduría, y al evolucionar uno agudiza su percepción de la importancia de las cosas... y las "pequeñas" grandes cosas toman un valor incalculable.

    Un Besazo, ser bohemio :* (ya regresé, os eché de menos!)

    ResponderEliminar
  5. Que lindo , que cierto y que bellos son los lindos recuerdos .
    Aún recuerdo las conversaciones con mi abuela cuando tenia cuatro años , y me probaba todas sus joyas . es un buen y lindo recuerdo .
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Esa es una perfecta manera de encarar el futuro. Aprovechando el presente, adecuándolo y encauzándolo para crearnos el futuro que queremos, sabiendo que el presente es el pasado de nuestro futuro.

    Me alegré de volver por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La vida nos la vamos fabricando día a día con las cosas más sencillas disfrutamos y adquirimos calidad humana y nos dá positividad para esperar el nuevo día.Feiz semana amigo.

    ResponderEliminar
  8. Cada día que vivimos es una ocasión especial,
    por lo tanto vamos a leer más y dedicar más tiempo a los libros, escuchar música, mirar menos la televisión, daña el cerbro y es enemiga
    de la cracón, si quieres tener ideas ¡apágala!
    Una cosa sobretodo hace susgestivo el pensamiento
    humano: es la inquietud.

    ResponderEliminar
  9. "LO QUE SE LE GRITA AL ECO, EL ECO NOS DEVOLVERA". EXCELENTE TU POST.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  10. Estupenda reflexión, la recordaré cada día por cada mañana que esta a la espera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Es curioso que,por mucho que hayamos pasado,siempre nuestra memoria selecciona los mejores momentos e intentamos mantenerlos vivos como un tesoro.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Creo que tendemos a arrinconar los malos recuerdos y recrearnos con los buenos.

    Buena reflexión.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi querido amigo, yo suelo ser positiva y pensar bien, pero a veces reconozco que empiezo a ver las cosas en negro y no veo salida, tus palabras siempre tan certeras.

    Gracias y te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. El pasado se queda como huella de aprendizaje, pero nunca como piedra del presente.

    Un besiño grande :D

    ResponderEliminar
  15. El pasado, siempre viene y te toca en la puerta, algunas veces entran, y te dejan un buen sabor otras, te dejan amargura..
    Pero indudablemente, el pasado es parte de nuestra existencia....
    Como siempre, nos deja una buena reflexión,,,
    besos de brujilla

    ResponderEliminar
  16. Todos los pasos dejan huellas; pero los que dimos con agrado, permanecen grabados con un brillo especial. Me gustó mucho tu entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Querido amigo, hermoso.
    la felicidad hay que construirla día a día, como dices tu sin rencores, sin malicia así cuando los recuerdos lleguen sean dulces.
    fue un placer enorme leerte, me encanto.
    besitos para ti, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  18. Es cierto que somos la sintesis de nuestro pasado, que es el resultado de nuestros rasgos esenciales.

    Pero siempre prefiero pensar que lo que nos definen más nuestras ilusiones y nuestras esperanzas, aquello que tira de nosotros para hacernos mejores y enriquecer nuestra vida.

    Tan solo una cuestión de matiza, aunque hay matices que cambian el rumbo de nuestra vida.

    Excelentes tus reflexiones. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  19. La vida no es más que esos pequeños o grandes momentos que a veces ni siquiera los vemos porque nuestros ojos apuntan hacia otro lado que en verdad no tenemos…

    Como siempre un placer visitarte y compartir tus reflexiones sobre todas esas cosas de nuestra vida…

    Bsos amigo…

    ResponderEliminar