Reflexión - ¿Como Crecer?


Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.
El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino.
Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa.
La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una Fresas, floreciendo y más fresca que nunca.

El rey preguntó:
¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?
No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresas. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: "Intentaré dar Fresas de la mejor manera que pueda".

Ahora es tu turno. Estás aquí para contribuir con tu fragancia. Simplemente mirate a vos mismo.No hay posibilidad de que seas otra persona.
Podes disfrutarlo y florecer regado con tu propio amor por vos, o podes marchitarte en tu propia condena...




Cuento de Jorge Bucay




*Los invito a visitar mi otro blog: http://mi-adn.blogspot.com/

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

25 comentarios:

  1. Una buena lección sin duda. Me ha gustado leerla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Justo en estos días me siento igual que el roble, el pino, la vid y la rosa; envidiando a otros que han alcanzado cosas que a mí me hubiera gustado conseguir; y me extraña y me avergüenzo pues siempre he pensado que soy una buena persona con buenos sentimientos, y los celos, ese egoísmo que experimento, ese malestar no son frutos de una persona de bien. Anhelo ser como la fresa, quiero encontrar la fragancia de mi ser y no envidiar la de los demás, quiero liberarme de este sentimiento que quiere conmigo acabar...pero ¿cómo se hace eso?

    ResponderEliminar
  3. holaa

    "Intentaré dar Fresas de la mejor manera que pueda".
    Todo un desafío diario para nuestra vida.
    Antes de retirarme te deseo un bonito día.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Wooow, una historia muy interesante, muy didáctica.
    Ojalá supiéramos tan claro nuestra misión, pero si no es así, por lo menos intentar llevar a cabo una con fuerza orgullo y convencimiento
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. 100% elijo florecer y dar frutos , dejar huella y perfumar el camino hasta el final.

    ResponderEliminar
  6. Creo que aceptarse a uno mismo y quererse es el primer paso para llegar a ser feliz
    Bonita entrada
    Que tengas un buen dia!

    ResponderEliminar
  7. Hola Ser Bohemio, una belleza lo que has compartido hoy. Tan claro y transparente como los arroyos de las montañas.

    Ya llevo muchos años, por ese camino, de dar fresas o tan sólo lo mejor de mí. Tal vez no tenga nombre de flor ni de fruto. Sólo soy yo, y como digo en mi perfil...soy lo que construyo en mi y también todo lo que no logro cambiar...

    Un fuerte abrazo y gracias nuevamente por compartirlo.

    ResponderEliminar
  8. Excelente!!!!!!!

    Demos las mejores fresas que podamos, todos los días!!!!!

    Besote

    ResponderEliminar
  9. La envidia es mala compañera de viaje, conformémonos con lo que tenemos y demos lo que seamos capaces de dar.

    Besos, muy interesante.

    ResponderEliminar
  10. Dar sin esperar el fruto maduro que lleva el alma.

    Un besiño!

    ResponderEliminar
  11. Precioso !!!
    De eso se trata, de ser nosotros mismos de la mejor manera.

    Te debia una visita.
    Espero estes muy bien !!!

    ResponderEliminar
  12. Bellas y ante todo, sabias palabras. Mientras lo leía pensaba en lo que le ocurre a la inmensa mayoría de personas... que no valora cómo es realmente y siempre piensa en ser más alto, más guapo, más algo que los demás o incluso menos, con menos peso, menos granos... Sinceramente, muchas veces cuesta por culpa de la falsa perfección que nos muestran por todos sitios y por la crueldad de la gente. Pero poco a poco hay que saber ser como la fresa si es que no se nace con esa personalidad :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Ser Bohemio. Saludos.

    Pasaba por tu casa y me quedo.

    Es un bello cuento y sobre todo desvela una gran verdad. Solo en la medidad en que aprendamos a conocernos, respetarnos, amarnos y valorarnos a nostros mismos daremos frutos deliciosos en la vida. Fiandonos de ese gran amor que Dios nos brinda cada dìa seremos a la altura de descubrir siempre nuevas formas para dar a resplandecer nuestra humanidad.

    Dios te bendiga.

    Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

    ResponderEliminar
  14. hoy aprendi q hay q focalizarse en las fortalezas y no en las debilidades para mejorar nuestra confianza

    ResponderEliminar
  15. Por qué será que siempre tienes la palabra justa en el momento preciso...
    Gracias ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Excelente fábula, mi querido amigo, ojalá tu siembra llegue a muchos que necesiten reconocerse como lo que son.
    Un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  17. DEMUESTRA TU POST, COMO ES DE FÁCIL TENER IDENTIDAD PROPIA. TREMENDA REFLEXIÓN.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  18. Que lindo texto & ojalá aprendieran de las freas no hay nada mejor que querer por & como somos,eso de ir comparandose oo sufrir por no ser como los otros solo nos traerá amargura:/ ,un besote enorme Bohemio increible como siempre(:

    ResponderEliminar
  19. Tienes un regalito en mi casa.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  20. Qué hermoso y aleccionador, lo leeré a mis estudiantes en el próximo taller de artes que dicte, será una semilla en las almas de los jóvenes...para que se llene el mundo de fresas :) Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  21. La sabiduría de las fresa las llevó a la felicidad.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hay veces que nos resulta más dificil ser lo que somos que cualquier otra cosa o persona.

    Gracias y besos

    ResponderEliminar