Reflexión - Los zapatos de Reagan



El ex presidente Ronald Reagan tenía una tía que lo quería mucho y era muy bondadosa con él.

En una ocasión ella llevó al joven Reagan a un zapatero para que le hiciera un par de zapatos a la medida. El zapatero le preguntó: ¿Quieres los zapatos puntera cuadrada o redonda?
Ronald tartamudeó un poco, él no sabía lo que quería. El zapatero dijo: “Está bien. Ven por acá dentro de un par de días, me dices lo que quieres y te haré loszapatos”.
Dos días después, el zapatero lo vio en el pueblo y le volvió a preguntar: “¿Quieres los zapatos puntera cuadrada o redonda? Ronald le contestó: “No sé”.
El zapatero le dijo: “Ven dentro de dos días y tus zapatos estarán listos”.
Ronald Reagan contaba que cuando fue a buscar los zapatos, uno de ellos tenía la puntera cuadrada y el otro redonda.
El zapatero lo miró y le dijo: “Esto te enseñará que desde ahora en adelante, no debes permitir que la gente tome decisiones por ti”.

Y el ex presidente agregaba:
” Aprendí allí mismo a tomar mis propias decisiones, si uno no lo hace, otro lo hará por uno”

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

28 comentarios:

  1. Buena moraleja, amigo...será cuestion de ponerla en practica, no?
    Gracias por tu visita y por dejarme tu huella.

    Un abrazo con el cariño de la amistad.

    _Charo Bustos Cruz_

    ResponderEliminar
  2. excelente lección de vida,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que bueno!!!,sirve como ejemplo para no dar tantas vueltas a la hora de decidir.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Me lo estoy imaginando y todo.
    Que gracioso el zapatero, la letra con sangre entra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la reflexión.

    A veces hay que tomar decisiones por muy duras que sean.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mejor tomar tus propias decisiones, el resultado no es el mismo, si las escogen otros. Un fuerte abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Hemos dimito de nuestras responsabilidades.
    Dejamos que las decisiones más importantes las tomen otros por nosotros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. jajajaja..qué buena lección!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena lección la del zapatero a veces las personas más humildes te pueden asombrar con su inteligencia,muy buena moraleja para reflexionar Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. que razon tienes, preciosa entrada. debemos decidir por nosotros mismos.
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Me ha parecido muy ilustrativa. Es curioso el efecto que pueden tener las buenas historias. Personalmente esta hoy me ha dado un poquito más de confianza.
    Un abrazo, buen día ;)

    ResponderEliminar
  12. Excelente amigo como siempre.. Cada uno debemos tomar nuestras propias desiciones, no otros tomarlas por nosotros, porque seremos nosotros los cuales viveremos o con la duda, o nos preguntaremos hemos hecho lo correcto...
    como siempre amigo, me sorprendes.. besos de brujilla

    ResponderEliminar
  13. A veces alguien nos abre los ojos y nos hace ver que cuando se toman decisiones por nosotros...tendremos zapatos con punta redonda o cuadrada un verdadero desastre para nuetros pies por nuestra torpe decision de que alguien decida por nosotros.

    Saludos.

    Paco

    ResponderEliminar
  14. Lo peor de todo es que de nuestras torpes decidiones muchas veces salpican a otros.
    Por eso cuando hay que tomar una decisión, hay que concentrarse en ello.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Buena reflexión la de ese zapatero, nosotros somos los que hemos de decidir en última instancia. Pero para mucha gente es más comodo que decidan por ellos, así si sale mal siempre pueden echarle la culpa a otro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Al final, solo nosotros sabemos que es lo mejor según cada momento.

    Besiños!

    ResponderEliminar
  17. La última palabra sobre nuestros actos la tenemos nosotros!!!!Esa es la realidad!!! Un beso

    ResponderEliminar
  18. Muy aleccionador lo que hizo el sabio zapatero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Exelente & que moraleja,realmente debemos evitar que las personas decidan & armen nuestra vida.Un besote enorme(:

    ResponderEliminar
  20. me parece genial que publiques este tipo de entradas... realmente!!

    saludos
    ah, y por que no pones una entrada que hable sobre tu concurso bohemio 2010? veo que tu blog lo lee mucha gente,quizas no sea mala idea, yo lo habia puesto como entrada pero ahora lo hice diferente, ya que con otras publicaciones quedaria atras, lo puse como gadnet. entonces cuando quieran comentar lo leeran. me parecio buena idea!!

    ResponderEliminar
  21. que buena moraleja nos regalas hoy!!! y si tomas una decision y esa es...errada? fallida? pues... a aprender del error y seguir...
    a base de palos me hice un hombre!!!
    perfecta paradoja para indecisos!!!
    te mando una ola de mar con mucha amistad desde el mar azul...

    ResponderEliminar
  22. Le dedico un día de fiesta a mi hijo............y claro......llego tarde a tu blog.

    No te voy a decir lo bueno que eres, ni hablar de tus sabias palabras...............por que me estoy poniendo pesado de tanto decírtelo.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  23. Si así fuera siempre... Cuanta asimetría se vería por las calles!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Qué cierta es esta eseñanza mi querido amigo Bohemio. Y muy buena además.

    Un abrazo fuerte.

    Andri

    ResponderEliminar
  25. Hola cielo muy buena enseñanza
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  26. Buenísimo, como todo lo que publicas.
    Adoro leerte, disculpa mi tardanza en venir hoy. pero he tenido un día complicado...
    Un beso, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  27. Eso es parte de nuestro libre albedrío (:
    Si no tomanos nuestras propias decisiones...nadie las va a tomar por nosotros.
    Excelente reflexión

    Saludos!

    ResponderEliminar