Reflexión - Despertar - P.Coelho


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos enca-minados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni ado-lescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso, a veces es tan impor-tante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, des-prenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor perso-nal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte mentalmente, envenenarte, y amargarte.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.

Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Esa es la vida!


Paulo Coelho



http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

24 comentarios:

  1. Que reflexión. De las que me gustan. Que bueno que lo trajiste aquí. Como siempre un placer visitar este blog.

    El dolor que sufrimos viene por la perdida de las cosas a las que tenemos apego. Si nos desvinculamos del apego, acabará muchos de nuestro sufrimientos.

    Un fuerte abrazo, agradecido por esta reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Es un texto brillante, aunque como dice él mismo, un texto como éste es para cierta "etapa" de una vida. Aprender a desprenderse... sí, pero después hay otras cosas por delante. Desprenderse se da porque tienes una mala relación o una relación que ya está completa en cuanto a qué puedes aprender de ella. Sin embargo, llegará el día en que descubras a alguien muy especial y entonces ésa será otra etapa... y no quiero adelantarles nada...

    -----------------------
    Nadie das (servidor de Nadie) (Nobody´s server)
    http://centraldelsur.blogspot.com
    http://southerncentral.blogspot.com
    http://kalkiavatara.blogspot.com
    http://www.youtube.com/user/0NobodyNonameetc?feature=mhum#g/f
    @nadiedas en twitter

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que leo, pero por experiencia se lo difícil que resulta desprenderse de algunas cargas para continuar la vida!!!! Pero también es verdad, que no se puede mirar hacia atrás, y lo hecho, hecho está!!!! un saludo

    ResponderEliminar
  4. Creo que este es uno de los mejores lugares de "autoayuda".
    Es bueno continuar respirando entre tus plabras.
    Besos hombre positivo ;)

    ResponderEliminar
  5. Preciosa reflexion, la vida sigue y debemos seguir sus pasos. y como dice el dicho " para atras ni para coger impulso"
    un beso

    ResponderEliminar
  6. excelentísima reflexión. un gustazo visitar tu espacio.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Interesante texto; aunque yo considero que si bien el pasado ya fue, hay cosas que no podemos olvidarlas para que no vuelvan a ocurrir en el futuro ;)
    Todo te deja una enseñanza, hasta de lo más malo se aprende =)

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  8. Es un texto magnífico.
    A mí me parece espléndido.
    Lleno de sabiduría.
    La vida comienza cada mañana.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre es difícil cerrar ciclos Ser Bohemio.
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sabio. Paulo Coelho sin duda sabe que las personas nos demos cuenta que la vida no se hizo para preocuparse sino para vivirla :). Y tiene toda la razón debemos de pasar la página sin estar preguntándonos que hubiese sido si... o por qué lo hice? El presente es ahora, solo tenemos que levantarnos y seguir.
    Me ha encantado la entrada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Coelho no deja de sorprenderme nunca, amigo...es fantastico!
    Un besito♥

    ResponderEliminar
  12. En general no me gusta Coelho, pero tengo que reconocer que tiene algunos aciertos...

    Besito

    ResponderEliminar
  13. que bella reflexión bohemio mío!
    si bien Coelho no es uno de mis
    escritores de cabecera..
    lo tomo esta vez en cuenta..


    un gusto haberte encotnrado
    nati en www.loca-mente.com.ar

    ResponderEliminar
  14. Amigo has puesto uno de mis talismanes, me encanta como escribe..
    Hoy nos deja unas reflexiones, que deveriamos de llevarla a la práctica..Siempre nos dejas con un buen sabor de boca... besos de brujilla

    ResponderEliminar
  15. Fascinante texto me encantaria escribir como el besos

    ResponderEliminar
  16. Hola cielo un interesante texto nos dejas hoy
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  17. "Nada ni nadie es indispensable", esto es muy cierto, lo que pasa,amigo, es que a veces nos asusta lo desconocido y seguimos marcando el paso, a pesar de que... "ya no es lo mismo".

    Afectuosamente!!

    El Premio Sol Brillante es para ti por la luz que aportan tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  18. Tiene mucha razón. Aunque sigo teniendo serios vacíos existenciales....
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  19. Con los textos que publicas siempre llamas a la reflexión, Paulo Colhelo un artista de las letras y la mente. Me ha encantado amigo mío. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hermosa reflexión de uno de mis autores preferidos.Pasar página y cerrar etapas para seguir creciendo como personas.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  21. Es una exelente reflexion, leerla nos pone a pensar un poco de nuestra vida, de saber que es a lo que realmente estamos apegados y nos nos deja de seguir con nuestra vida y ser feliz

    ResponderEliminar
  22. Hola, me ha gustado lo que has escrito de Paulo Cohelo, me gustaria que me hicieras referencia al título del libro. He ido a la libreria para ver si lo tenian, creiía que el Titulo era despertar , pero como tal no está, así que he deducido que no debe ser ese título. Por cierto me has picado la curiosidad y me he comprado el Alquimista,ya me lo estoy leyendo

    Mercè

    ResponderEliminar