Reflexión - Historia del que padecía los dos males


En la calle Caracas vivía un hombre que amaba a una rubia. Pero ello lo despreciaba enteramente. Unas cuadras más abajo dos morochas se morían por el hombre y se le ofrecían ante su puerta. El las rechazaba honestamente.

El Amor depara dos maximas adversidades de opuesto signo: Amar a quién no nos ama y ser amados por quién no podemos amar. El hombre de la calle Caracas padeció ambas desgracias al mismo tiempo y murió una mañana ante el llanto de las morochas y la indiferencia de las rubias.

Alejandro Dolina


http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

23 comentarios:

  1. por que siempre son las rubias ??
    besos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué será que no aprendemos del amor a manos llenas? Si no nos quieren dar amor, ¡pues eso! Pero a ser felices con quienes sí nos regalan luz y buenos deseos, digo yo.

    Un gran, gran abrazo for you :D

    ResponderEliminar
  3. El eterno inconformismo se convierte en un mal...
    Los psi lo llaman histeria...

    Y siempre buscamos donde no están, y no estamos donde nos buscan...

    Arriba las morochas!!!!

    Beso, muy lindo :D (sonrisa a boca abierta de una muy morocha)

    ResponderEliminar
  4. que cosas, aunque tengamos a la persona correcta frente a nosotros no nos damos cuenta, simplemente no queremos ver y ponemos nuestros ojos en otros horizontes incorrectos.

    Gina♥

    ResponderEliminar
  5. hola como va!!!!! esta buena la refleccion quiere desir que uno no se conforma con lo facil quiere siempre lo dificil no? besitos

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión, como siempre. Un placer leerte, ya sabes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. jajajaja..qué verdad más grande!!

    Yo soy rubia y aveces e puesto mis ojos en algún morocho que no me veia y los que me veian no me interesaban.

    Qué le vamos hacer,asi es la vida...jajajaja

    ResponderEliminar
  8. Quizá las dos morochas se conocían y él pensó que si amaba a una de ellas la otra sufriría.
    Como siempre la solución es fluir.
    Un abrazo y gracias por este cuentito.

    ResponderEliminar
  9. Pobre, amar y no ser amado es terrible pero rechar a quien te aman por no amar...
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tu comentario, tambien te sigo. Interesante blogg :)

    ResponderEliminar
  11. gracia por pasarte..:)
    me parec muy interesante lo poco que me a dado tiempo a leer.. te sigo para poderestar al tanto de nuevas actualizaciones
    un besoo

    ResponderEliminar
  12. El amor no se rige por nada ni nadie, es un sentimiento aleatorio que viene y va cuando quiere, es mas, cuando se produce el milagro de ser correspondido, nos convertimos nosotros en sus prisioneros…pero bendita prisión ;-)

    Un placer leerte…

    Muackss!!

    ResponderEliminar
  13. HolaHola Srto Bohemio :)
    Muchas gracias por pasarte por mi blog, me alegro de que te guste coomo escribo, (Tú tampoco lo haces nada mal ^^ )
    Sí, por algún lado te tenía seguido :D
    Muchas muchas gracias :D
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  14. Otra entrada como todas las demás, buenísimas!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Pues sí muchas veces la vida es así de difícil para algunos...Pero a veces creo que si se persevera todo se puede conseguir... Aunque si me lo pienso bien es mejor no perseverar... Se sufre más ¿ No crees? .Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Genio Dolina... Adoro sus textos, y su pensamiento entero.

    Gracias por compartir ^_^

    Abrazo.
    Ana.-

    ResponderEliminar
  17. Parece que las morochas siempre llevamos las de perder!!!! Lo importante no es ser rubia o morocha, sino que sea la persona adecuada!!!!Pero claro, a veces eso es muy difícil!!!!Un saludo

    ResponderEliminar
  18. No hay lógica alguna en el amor.
    Y por eso nos desquicia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Me encanto esa historia y gracias por comentarme un beso
    Bye

    ResponderEliminar
  20. Holaaaaa!
    Muchas gracias por tu comentario!
    La verdad es que siempre nos fijamos en lo que no podemos tener. Seguro que si las dos morochas pasaran de él, él les vería el encanto...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Buenas! muchas gracias por el comentario :) He estado mirando tu blog, y la verdad es que está muy bien! El texto este muy bueno! Claramente yo también te sigo. Un besito

    ResponderEliminar
  22. Tal vez el problema en muchas ocasiones es que no sabemos amar, que confundimos amor con sufrimiento, que no sabemos mirar dentro de las personas, de aquellas personas que realmente nos valoran, aquellas personas que tal vez podamos amar, pero "como son morenas", ni lo intentamos. No me refiero a forzar el amor, me refiero a cambiar el concepto de amor que muchos/as tenemos y confundimos con otros sentimientos frecuentemente.
    Me ha gustado mucho esta historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Genial Dolina!!!
    Con un toque de humor admirable!!!
    Da para la reflexión!
    Por que tuvo que centrar su enamoramiento en la rubia????
    Tal vez no era amor.Sólo encandilamiento.
    Y el encandilamiento nos provoca ceguera.
    Las morenas hubieran colmado, a lo mejor , sus demandas de amor.
    Quizás no lo pudo ver.
    Bueno para cuestionarnos en qué se basa el verdadero amor .
    Si implica sufrimiento ... me parece que es un sentimiento equivocado.
    Pero también se pone de relieve otro tema conflictivo : los sentimientos son inmanejables.
    Abrazos!

    ResponderEliminar