Reflexión - Cuando yo, ya no pueda


Personaliza tu reproductor Aqu�

El día que este viejo y ya no sea el mismo, ten paciencia y compréndeme. Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide como atarme mis zapatos, recuerda las horas que pase enseñándote a hacer las mismas cosas.


Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas Historias que sabes de sobra como termina, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño para que te durmieras tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojitos.


Cuando estemos reunidos y sin querer haga mis necesidades, no te avergüences y compréndeme que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces cuando niño te ayude y estuve paciente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas haciendo.


No me reproches porque no quiera bañarme; no me regañes por ello. Recuerda los momentos que te perseguí y los mil pretextos que te inventaba para hacerte más agradable tu aseo. Acéptame y perdóname. Ya que soy el niño ahora.


Cuando me veas inútil e ignorante frente a todas las cosas tecnológicas que ya no podré entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa burlona. Acuérdate que yo fui quien te enseñó tantas cosas. Comer, vestirte y tu educación para enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti.


Cuando en algún momento mientras hablamos me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te burles de mi; tal vez no era importante lo que hablaba y me conforme con que me escuches en ese momento.


Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Se cuanto puedo y cuanto no debo. También comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir. Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano tierna para apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernas.Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer.


Piensa entonces que con el paso que me adelanto a dar estaré construyendo para ti otra ruta en otro tiempo, pero siempre contigo.
No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu corazón, compréndeme y apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera como te he acompañado en tu sendero te ruego me acompañes a terminar el mío. Dame amor y paciencia, que te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti.


Mariano Osorio



http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

18 comentarios:

  1. ... hace un rato un amigo entrañable me ha contado que su padre ha sufrido un infarto. Si bien se ha recuperado, el susto que embarga a sus hijos aún no. Ya es muy mayor y cada día necesita una ayuda más para conservar algo de quién fue. Tal vez no falte mucho para que los deje, y espero y deseo y les he pedido que lo disfruten por encima de todas las dificultades del día a día...Qué pronto olvidamos cuando éramos nosotros quienes les necesitábamos...

    Un abrazo corazón,

    A.

    ResponderEliminar
  2. Valla, ha sido encantador. Maravillosa entrada, querido ser bohemio.

    ResponderEliminar
  3. Una entrada extraordinaria , para la emoción, la reflexión y la toma de conciencia. Muy buena y conmovedora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. :O que lindo me hiciste recordar a unos viejitos del hogar de ancianos aveces los tratan tan mal y es verdad todo lo que dices ><
    deverian pensar dos veces antes de criticarlos en algo, que los dichos no son en vano, y el diablo sabe mas por viejo que por sabio.
    sabes aun que tengas 28 años te encuentro joven para la manera en la que escribes, es cribes muy bien me gusta mucho, algun dia llegare a ser como tu xdd





    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Durísima entrada. Pero real como la vida misma. Una triste realidad de este mundo. Nuestros mayores tienden a ser una carga para nosotros. Pero debemos recordar que ellos nos dieron la vida. Que ya han peleado demasiados años en este mundo y que ahora nos toca a nosotros darles ese cariño, comprensión y amor que nos dieron ellos.

    Buena entrada, que nos obligue a reflexionar.

    Un abrazo mi sensible amigo.

    ResponderEliminar
  6. Este texto me ha dejado K.O.
    Me ha dado mucha pena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. hola mi querido amiguito no se si poner tu nombre pero me gusta desirte amiguito la verdad que me has emocionado y me trajiste el recuerdo de mi querido abuelo que el me crio y cuando se enfermo no me importo cambiarlo ni cuidarlo dia y noche es lo mas lindo que podemos tener como personas el sentimiento de agradecimiento por todo los quie nos dieron mucho o poco pero hicieron lo mejor que pudieron con herrores y aciertos pero estuvieron y es esa la dicha y el orgullo que tengo que cuando mas me necesito estuve y el esta a mi lado todos los dias cuidandome y cuidando a mis hijos y familia,estoy un poco emocionada escribiendote esto y ese es motivo por que estoy al lado de mi mama a pesar de que aveces no estemos de acuerdo y le perdone cuando dios me dio la posibilidad de ser madrea mi el no haberme criado,pero no la juzgo ella habara tenidosus problemas y por eso muchas veces mis hermanas no me entienden pero no me importa le debo respeto le debo la vida,entre lagrimas queria agradecerte con el alma lña forma de escribir y el que te haya encontrado y no puedo creer que sean tan sensible teniendo 28 años un besito muy fuerte

    ResponderEliminar
  8. Tengo un inmenso nudo en la garganta...

    La enfermedad de mi padre fué muy larga antes de partir, y algo de esto tuvo...

    Hoy llegaste a mi corazón Amigo!!!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Puede que suene demasiado dura y es posible que esté equivocada (me lo voy a permitir), hago una reflexión sobre la entrada; todo en esta vida es un aprendizaje ¿los pequeños reciben todo esto? Son siempre escuchados?
    Comprendidos?
    De verdad no pasa nada cuando derraman la comida o no saben hacer las cosas?
    Son siempre aceptados?
    Perdonados?
    Se les da el tiempo necesario para hacer las cosas por ellos mismos?
    Es aceptable que olviden las cosas?
    Sus despistes no son recriminados?
    No son reprendidos, no se censura su comportamiento o no se le echa en cara su conducta?
    Tienen apoyo, reciben todo el amor que necesitan?
    Muchos pequeños carecen de todo esto y aun así son agradecidos y regalan sonrisas a manos llenas pero por desgracia es imposible pedir que hagan justo lo contrario a lo que les enseñaron. ¿Cómo podemos pedir si nunca lo dimos? o dimos pero... muy justito y a ratos.
    Y como conclusión final, el amor se da porque sí no para esperar algo a cambio, las semillas que plantamos en los corazones sin duda darán fruto, si no plantamos y cultivamos todos esos valores ¿cómo leches queremos recibirlos o darlos? Algo no me cuadra.
    Es mi opinión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Muy duro amigo…

    y así es la vida…

    Un placer sentir la profundidad de tus palabras Bohemio…

    Bsos

    ResponderEliminar
  11. Estoy devolviendo poquito a poco los comentarios de mi última entrada, no puedo escribir nada nuevo por enfermedad lo, digo en mi última entrada, ni tan siquiera leeros.

    Un fuerte abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  12. Es la realidad de la vida!!!!Todos queremos amor a lo largo de nuestra vida, pero llegados a la vejez, además de quererlo, lo necesitamos!!!! Un saludo

    ResponderEliminar
  13. QUe bello escrito, es la realidad, amigo
    Yo ya lo paso, con mi padre, cada día peor..
    Es verdad que abeces, pèrdemos la pasiencia..
    Pero tenemos que cuidarlos, como ellos en su día hicieron por nosotros
    Bello como siempre, siemrpe nos pone el dedito en llaga..
    besos de brujilla

    ResponderEliminar
  14. Hermosa entrada.
    somos tan desagradesidos con los abuelos, a veces parece que no seamos capaces de acordarnos todo lo que dieron y todo lo que hicieron por nosotros. Paciencia y amor nada más para ello que es lo minimo que se merecen por todo lo que hicieron y los que tratan mas a los pobres abuelos van a tomar consiencia el dia en que ellos lo sean y ahi van a ver y a comprender lo mal que estubieron.
    vuelvo a repetir, solo paciencia y amor para ellos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  15. Mariano llega a decir cosas muy lindas. Como esto.
    Gracias por compartirlo. Es que llegar a una edad así debe ser bastante complicado, sobre todo darte cuenta de todo lo que ya no puedes hacer por ti mismo. Pero siempre hay gente dispuesta a ayudar.
    Eso que ni qué.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Wauaw.. me quedo otro rato leyendo.

    Buen blog. :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Una entrada que me hace pensar, así es la vida..
    Un saludo y sigue haciendo tan buenas entradas para hacerme disfrutar.

    ResponderEliminar