Reflexión - Ni la Tristeza




Ni la tristeza ni la desilusión ni la incertidumbre, ni la soledad. Nada me impedirá sonreír. Ni el miedo ni la depresión, por mas que sufra mi corazón, nada me impedirá soñar.

En las tempestades y en los difíciles caminos, nada me impedirá creer, quiero vivir el día de hoy como si fuese el primero, como si fuese el ultimo, como si fuese el único, quiero vivir el momento de ahora, como si aun fuese temprano, como si nunca fuese tarde.

Quiero mantener el optimismo, conservar el equilibrio, fortalecer mi esperanza, recomponer mis energías para prosperar en mi misión y vivir alegre todos los días de mi vida.

Quiero caminar con la seguridad que llegaré, quiero luchar con la seguridad que venceré, quiero buscar con la seguridad que encontraré, quiero saber esperar para poder realizar los ideales de mi ser, en fin... quiero dar lo máximo de mí para vivir intensamente y maravillosamente todos los días de mi vida... nada es mas fuerte que el deseo de vivir.

Para buscar pues, la calma Interior, no vayan donde todo es calma sino donde no hay paz, y sean ustedes la paz. De esta forma la encontrarán al darla, y la tendrán en la medida en que vean que otros necesitan de ustedes para calmarse.


Autor: John Greenleaf Whittier

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Las tempestades nos obligan a crecer .
    Federico Nietzsche dice : " Aquéllo que no nos mata nos hace más fuertes."
    A pesar de los obstáculos que nos presenta el camino no debemos perder la capacidad de soñar ....de andar detrás de utopías ... de intentar construir un mundo mejor.
    Tal vez ... lo importante no es llegar a una meta ...
    Lo importante suele centrarse en cada momento vivido con tesón, fuerza , valor , emociones y nuevos aprendizajes.

    ResponderEliminar