A medio camino


Ya no siento el dolor
Estoy adormecida…
Como si el fuego que quemo por dentro
hiciera en mi un cayo, entonces ya no siento nada…
Quién podría querer ser como yo?
Si la promesa se perdió en un camino sin retorno.
En dónde estoy? A dónde ir?
Por que todo lo que espere se convirtió en nada?
Cuando el cielo se pone azul,
Las estrellas salen a impresionarnos con sus luces,
La luna que representa esa mujer que espere ser,
Deslumbra como una belleza inmune al dolor.
Como un niño que se refugia en los brazos de sus padres,
Así me refugio en los recuerdos que me quedan.
Como un fantasma traspasando los muros de acero,
Me quedo con lo poco que queda ya en mi alma.
Ya no soy una niña y la vida me ha demostrado ser más cruel de lo que imagine.
Mis ojos han podido ver más injusticias y dolor de lo que espere.
Todo lo maravilloso que tiene este mundo, lo he podido opacar con el llanto,
Y el dolor.
Como se desvanecen las ilusiones,
Como evitar que la muerte arrebate esperanzas…
Como no sentirme apenada después de tantas caídas?
No le tengo miedo al destino,
espero que un milagro cambie el paisaje,
Y pueda, al final de este camino…
Encontrar un rumbo que sea sólo para mí.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario