Reflexión - El caballero de la armadura oxidada



-El Caballero no sintió nada. Solo cuando la salsa comenzo a chorrear por los orificios de su visera, se dio cuenta de le que habian dado en la cabeza. Tampoco habia sentido el martillo del Herrero aquella tarde. De hecho ahora que lo pensaba, su armadura no lo dejaba sentir apenas nada, y la habia llevado durante tanto tiempo que habia olvidado como se sentian las cosas sin ella.-


Cuando la Armadura desaparezca y esteis bien. Sentireis el dolor de los otros tambien.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario