Reflexión - Despedida - Rene Trosero

Despídete, deja correr el río de la vida


¡Lo más triste no es despedirse,
sino no saber hacia adónde ir...!
¡Y lo más triste no es despedir al que parte,
sino no saber dónde y para qué te quedas!
Si toda la vida es un camino,
y toda la vida es una búsqueda, acéptalo, aunque te duela,
toda la vida es una despedida.
¡Y sólo aprendiste a vivir, cuando aprendiste a despedirte!
Y no habrás aprendido a caminar en libertad,
buscando lo no alcanzado, mientras no te hayas despedido de lo andado y lo logrado.

La libertad y la valentía que no tienes para despedirte de todo lo dejado y lo perdido,
son la libertad y la fuerza que te faltan para seguir andando.

Despídete, de los padres que ya no necesitas, y cuida de ti mismo
haciéndote responsable de tu vida.
Despídete, de los hijos que ya no te necesitan, y déjalos ser libres.
Despídete, de lo bueno que viviste, sin apegarte al tiempo que pasó,
por temor del presente y el futuro.

Despídete, del mal que cometiste, sin atarte con culpas y reproches,
perdonándote a ti mismo.
Despídete, de las ofensas que te hirieron,
sin esclavizarte en la prisión del rencor y la amargura.
Despídete, de los que, muriéndose, partieron,
para que dejes de esperar su regreso, y camines tu camino en la esperanza,
de encontrarte tú con ellos...
Despídete, deja correr el río de la vida, llevándose las aguas que estás viendo,
para que tengan lugar ante tus ojos las aguas que no viste todavía, y ya están viniendo...


http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

20 comentarios:

  1. Hoy el poema tiene que ver algo con el mío, se trata al final de hacer caminos de la nada.

    un abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  2. Pero duele despedirse de algo que necesitas, aun sabiendo que te hara sufrir.
    Decir adios duele mas cuando le tienes apego a tantas cosas.
    Una bonita refrexion que hay que tener en cuenta.
    Primavera

    ResponderEliminar
  3. Es lindo y triste a la vez. Te sentis libre, pero al mismo tiempo..demasiado libre. Demasiado espacio que antes no morias por tener.
    Gracias por pasarte, besos!

    ResponderEliminar
  4. Así se siente...todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar...en fin sí, y en realidad todo está en nosotros también. Ahora recordé a Juan de la Cruz: Si quieres venir a tenerlo Todo, no quieras tener gusto en nada :)
    Vamos aprendiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias por este sabio y certero texto.

    Un abrazo El Ser Bohemio

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Tienes un regalo en mi blog.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  7. Muy cierto... ¡cuántas veces no habremos pensado más de uno todo eso a nuestra manera!.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. A veces lo más triste es no poder despedirse....
    Un abrazo y mis caricias

    ResponderEliminar
  9. odio las despedidas... gracias x pazar
    x mi blog

    besos

    ResponderEliminar
  10. Ojalá la vida y sus despedidas fuesen tan fáciles como tu las relatas. Pero es bueno que alguien te recuerde todo lo que debemos despedir para aprender a ser nosotros mismos!!!!Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Las despedidas siempre, siempre son tristes, a veces incluso dolorosas, todo depende del corazon, del cariño, de la persona que se va
    un beso.
    Gracias por tus palabras y te sigo a partir de hoy

    ResponderEliminar
  12. las despedidas siempre siempre ser amargas.Es muy triste tener que despedirte de alguien o de algo.. pero en la vida tenemos que hacer cosas que jamás pensabamos que ivamos hacer..
    Pues por eso siempre yo, me digo hasta luego.
    porque quizás en algún momento nuestras vidas vuelvan a encontrarse...
    Me ha gustado montón, me he visto en esa situación. besos de brujilla..

    ResponderEliminar
  13. hay que dejar partir, para partir de nuevo
    todo es un re
    rodo gira en espiral
    y así al final de un ciclo
    el llorar por ese pasado hito
    es señal de madurez

    soltar y dejarse caer
    es desandar para poder llegar a donde nuestros sueños nos prometieron

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  14. Desde siempre nos marca una despedida, nacemos despidiéndonos de un lugar reconfortante y protegido y nos lanzamos a un mundo convulso a luchar.
    Algunas despedidas duelen, otras nos dejan mas livianos, siempre creo es la enseñanza que nos dejan y seguir por este mundo maltrecho, caminando siempre caminando. Gracias por tus palabras, pero estoy en un proceso de espera, deseando que la inspiración si es que la he tenido, no se haya despedido de mi definitivamente. :( , es terrible este proceso.
    Un fuerte abrazo. Tu blog es maravilloso :)

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por tu aportación en el tema de hoy en mi blog. Veo que ha suscitado interé y eso es bueno.
    Su post de hoy es muy acertado, lo más triste no es para mi el no podeme haber despedido, sino haberle perdido sin decirle :«Perdona cuantas veces te he herido, por las que no supe entenderte,por las que no te estaba escuchando etc.»
    Gracias
    Cionternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  16. Las despedidas son muy duras, pero tienes razón. Hay que saber desdepedirse a tiempo. Gracias por invitarme a tu casa. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Las despedidas. Las temidas y terribles despedidas. Pero tengo que confesar que , a veces, las amo; porque en varias etapas de mi vida, me han ayudado a librarme de muchos lastres que tenía encima. Así que a veces un simple adiós es un acierto, otras es una decepción. Pero al fin y al cabo, debemos seguir nuestro camino.

    Genial tu poema de hoy.

    Un besoooo

    ResponderEliminar
  18. primero muchas gracias por pasar por mi blog, me gusto mucho el tuyo asi que lo sigo n.n
    creo que despedirse es la parte mas linda de la vida ahora que lei tu entrada pro que al despedirse vienen nuevas cosas, diferentes y por que no buenas?
    besos!

    ResponderEliminar
  19. Qué belleza!!! Realmente conmovedor... Aprender y practicar el arte del desapego, es estar cerca de la paz interior.

    Un abrazo.
    Ana.-

    ResponderEliminar
  20. es un bello poema y se asemeja a la realidad de muchos de nosotros

    ResponderEliminar